Afiliados al Seguro Popular tendrán acceso a hospitales de alta especialidad

Captura de pantalla 2015-08-20 a las 8.30.4420-Ago-15. Entre 65 y 70 por ciento de los beneficiarios del Seguro Popular no saben qué derechos obtienen al afiliarse a dicho esquema, precisó Javier Lozano, director general de gestión de servicios de salud del Seguro Popular, quien remarcó que ante esta situación “debemos hacer mayor difusión de sus derechos” e incrementar el número de gestores.

En el foro Derechos y responsabilidades de los pacientes, realizado en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, destacó que son 57.3 millones los beneficiarios del Seguro Popular.

“Cuando llegamos, hace dos años, 90 por ciento desconocía sus derechos, ahora hablamos de 65 a 70 por ciento. Hemos aumentado el número de gestores, que son quienes acompañan a los afiliados en las unidades médicas, pero hay veces que los pacientes no los identifican, no saben qué hacen, y se sienten desprotegidos”, dijo.

Asimismo, informó que en las próximas semanas la Secretaría de Salud firmará un acuerdo con los institutos nacionales de salud y los hospitales regionales de alta especialidad para que atiendan a los afiliados al Seguro Popular en las “intervenciones que no pueden ser cubiertas por sistemas estatales de salud, ya sea por falta de infraestructura, tecnología o insumos, o por la complejidad de los padecimientos”.

Indicó que esta “nueva estrategia de intercambio de servicios es un logro, un camino hacia la universalización, porque esto nos abre las puertas hacia el IMSS y el Issste; este es uno de los proyectos (la universalización) más relevantes de esta administración”.

Detalló que con “tabuladores especiales”, los estados canalizarán a los institutos y hospitales de alta especialidad los recursos que les otorga el gobierno federal. Antes los institutos no recibían dinero del Seguro Popular, sólo lo referente a gastos catastróficos, no lo que conforma el catálogo de este esquema, el cual cubre 285 intervenciones, explicó.

Dijo que aún falta afiliar entre 7 y 8 millones de personas al Seguro Popular, lo que se prevé realizar antes de concluir el sexenio. Indicó que este esquema enfrenta retos, pero insistió en que también se debe reconocer que ha impactado muchísimo en la reducción de los gastos catastróficos de los pacientes. “Lo que gastaban en atención de cánceres, en enfermedades lisosomales era brutal”.

Agregó que a fin de reducir el “gasto de bolsillo” en medicamentos en que incurren los pacientes, en el Seguro Popular se impulsa que las unidades que brindan el servicio tengan 90 por ciento de surtimiento de fármacos, calidad en la atención y prevención adecuada para que el dinero se use eficientemente.

Destacó que se está dando seguimiento al recurso para ver cómo impacta en los afiliados, “que no solamente se les atienda, que veamos que se resolvió su problema o que se está resolviendo hasta las últimas consecuencias”.

 

Fuente: La Jornada

Comentarios

Comentarios