Rarámuris denuncian racismo en supermercados

mulheres rarámuris fogem da fome e lutam para sobreviver_foto_ racismoambiental05-Ene-15. Indígenas rarámuris de la localidad fronteriza de Juárez denunciaron que son objeto de discriminación y acoso por empleados y vigilantes de cadenas comerciales nacionales e internacionales, entre ellas Soriana y WalMart, que les impiden la entrada o los siguen cuando entran con el pretexto de vigilar que no roben.

María Rosalinda Guadalajara, gobernadora de la colonia tarahumara de Ciudad Juárez, denunció que los integrantes de esa y otras etnias enfrentan constantemente actos discriminatorios de varios sectores de la comunidad, entre ellos autoridades, empresarios y corporaciones policiacas.

En conferencia de prensa, señaló: La discriminación hacia nosotros siempre ha existido. Por eso estoy luchando, para que a mi gente la respeten.

Indicó que para poner alto a este rechazo los miembros de la etnia han buscado apoyo de organismos civiles, a fin de que se difundan entre los rarámuris los derechos humanos, para que los conozcan y los hagan valer.

No somos extranjeros. También somos de Chihuahua. Desde antes de que llegaran los mestizos ya vivíamos en esta tierra; por eso somos más de esta tierra. Lo único que queremos es que nos respeten y que no se burlen de nosotros, reprochó.

Comentó que si acuden con su vestimenta tradicional no les dan trabajo o los obligan a cambiarse de ropa para ser contratados; mientras, las mueblerías no les otorgan crédito alguno.

Acusó a los guardias de cadenas de supermercados de vigilarlos como si fuéramos delincuentes, lo que representa una grave violación a nuestros derechos humanos, pues no hemos cometido delito alguno y esto no ocurre con los mestizos.

Agregó que cuando salen de esas tiendas departamentales después de haber realizado compras, los vigilantes los cachean para verificar que no lleven algo robado, lo que es violatorio de la ley y no ocurre con el resto de los clientes, insistió. Pidió a los miembros de organizaciones no gubernamentales realizar campañas entre las etnias del estado para crear conciencia sobre estos actos discriminatorios y ponerles un alto.

En tanto, el delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en el estado de México, Fernando Portilla Galán, informó que al menos mil 500 casas se construirán este año en la entidad para igual número de familias indígenas. El proyecto se puso en marcha en municipios donde hay población mazahua.

Mencionó que en 2014 se inició la construcción de las primeras mil 500 viviendas y para este año se proyecta la edificación de mil 500 más; así, al concluir el año 3 mil familias indígenas de escasos recursos tendrán un lugar donde vivir.

El programa, dijo el funcionario, lo impulsa la Sedatu en coordinación con el Fideicomiso de Habitaciones Populares y la Comisión Nacional para el Desarrollo Indígena.

 

Fuente: La Jornada

 

Comentarios

Comentarios