5 consejos para mantener seguro tu smartphone

Screen Shot 2014-09-01 at 12.22.36 PM01-Sept-14. Desde hace varios años los teléfonos celulares dejaron de servir únicamente para hacer y recibir llamadas. Los smartphones han abierto miles de puertas que nos permiten realizar prácticamente cualquier cosa directamente desde la palma de nuestra mano, pero como cualquier puerta, estas también necesitan un buen candado para evitar que cualquiera pueda entrar.

Quizás para algunos el tema de la seguridad en su teléfono pueda sonar algo exagerado o hasta paranoico, sin embargo, la importancia de los datos que se manejan actualmente en estos dispositivos no debe tomarse a la ligera. Pensemos: ¿tu smartphone tiene acceso a tu e-mail?, ¿ese mismo correo está enlazado a alguna red social?, o peor aún, ¿está ligado a un servicio con acceso a una cuenta bancaria? No hay que ser un genio informático para darse cuenta de que algo así necesita de atención.

Es por eso que hemos preparado una pequeña lista con algunos consejos para mantener tu smartphone seguro. No se trata una compleja guía para expertos, sino de algunos puntos simples pero importantes que no requieren nada más que algo de tiempo y constancia.

1. Utiliza algún tipo de pantalla de seguridad

 

Comenzamos por lo más obvio. Todos los teléfonos incluyen un sistema de bloqueo para que luego de un tiempo de inactividad, el smartphone no sea accesible para cualquiera. Lo más cómodo es no poner clave, pero también es lo menos recomendable.

Existen varios tipos de bloqueo: con un PIN, una contraseña, un patrón visual, etc. Mientras más compleja sea la clave es mejor, aunque tampoco debe ser algo que te tome más de unos cuantos segundos.

También hay opciones, dependiendo del modelo que tengas. Algunos aparatos incluyen un sensor de huella digital y otros, como el KNOCK Code del nuevo LG G3, que permite desbloquear el aparato con una secuencia de toques, algo seguro y “transparente” para el usuario, ya que no se muestra en pantalla.

2. Mejora tus contraseñas

 

El tema de las contraseñas es casi escandaloso: la mayoría de las personas prefiere poner “1234” o su año de nacimiento a detenerse un momento y pensar en algo mejor. Eso sí, luego de que alguien “hackea” su cuenta, siempre se inventan alguna compleja explicación o una teoría conspiratoria.

Lo cierto es que basta con seguir una lista de requerimientos básicos para tener el password ideal: que sea mínimo de 8 caracteres, que además de letras y números tenga caracteres especiales (@$!#%), y que esté relacionado con alguna cosa fácil de recordar (tu película favorita, un equipo de fútbol, etc.).

Obviamente no existe tal cosa como la contraseña perfecta, pero con esto la probabilidad de que alguien acceda a tus cuentas es menor. Ah, y por último, no olvides una de las reglas máximas en seguridad: no utilices la misma clave en todos los servicios.

3. Desactiva tu conexión Bluetooth

 

La tecnología Bluetooth permite transferir datos rápidamente con otro dispositivo cercano. Sin embargo, también puede ser utilizada con malas intenciones para acceder a tus archivos, o implantar algún tipo de malware.

Aquí el consejo es no activar el Bluetooth a  menos de que quieras enviar o recibir un archivo, o que una aplicación lo solicite. Si haces esto, tu smartphone no sólo será más seguro, sino que también su batería será más eficiente.

4. Instala aplicaciones confiables

 

Todos queremos tener las mejores aplicaciones, las más nuevas y más populares. El problema que esas apps no siempre están disponibles en todos los sistemas operativos, ni son compatibles con nuestro dispositivo, y a veces tampoco son gratis.

Quizás es por eso que en ocasiones nos vemos tentados a descargar programas de fuentes desconocidas o algún clon que haga lo mismo que la ansiada aplicación. No es algo que por definición esté mal, al menos si sabes lo que haces, pues la mayoría de este tipo de archivos requiere de permisos especiales o de algún tipo de hack (Jailbreak en iOS, o permisos de root en Android, por ejemplo).

Aquellos no tengan experiencia haciendo esto es mejor abstenerse y conformarse con las aplicaciones disponibles en las tiendas oficiales. Claro, si lo que quieren es aprender de informática o desarrollo de apps, entonces no habrá quién los detenga.

5. Busca más alternativas

 

No te conformes. Hay varias herramientas que pueden ayudarte con la seguridad, más allá de las que ya vienen integradas en tu smartphone. Existen aplicaciones como 360 Mobile Security (disponible en Android y iOS) que ofrecen funciones útiles para darle mantenimiento al equipo y protegerlo de las amenazas, además de otras como 1Password, un administrador de contraseñas que te permite cambiar las claves de tus todos servicios en un mismo lugar.

 

Fuente: Sopitas

Comentarios

Comentarios