Cierran centros para niños migrantes en bases militares de EU

Screen Shot 2014-08-14 at 11.41.26 AM14-Agosto-14. El gobierno de Estados Unidos cerró los tres albergues situados en bases militares en los que alojaba temporalmente a los menores no acompañados centroamericanos que cruzan ilegalmente la frontera, confirmó hoy un portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

Con el fin de reducir costes, fueron cerrados los tres albergues situados en la bases militares de San Antonio-Lackland en Texas, Fort Sill en Oklahoma y en la base naval del condado de Ventura en California.

La semana pasada, el gobierno anunció su cierre en el plazo de ocho semanas después de que el mes de julio se redujera significativamente, respecto al mes anterior, el número de menores que cruzan la frontera sin compañía de sus padres o de un tutor. Sin embargo, el cierre se ha producido antes de lo anunciado.

“Todos los menores no acompañados que se encontraban en estos albergues temporales han sido trasladados a albergues normales del programa de menores no acompañados o entregados a sus tutores mientras esperan sus procesos de inmigración”, confirmó a la agencia dpa Kenneth Wolfe, portavoz de HHS.

“Podemos tomar este paso porque hemos aumentado proactivamente la capacidad para cuidar a los niños en albergues normales, que son instalaciones sustancialmente menos costosas”, añadió el portavoz.

Hasta ahora más 7,700 niños han pasado por estos tres albergues temporales situados en bases militares gestionados por HHS, el departamento encargado de gestionar el alojamiento de los menores a la espera de que éstos sean traslados con sus padres o tutores hasta que un juez de inmigración decida si deben ser o no deportados a su países de origen.

Solo una parte de estos menores eran alojados en bases militares, mientras la mayor parte de ellos han pasado o se encuentra alojados en albergues tradicionales gestionados por el HHS.

La semana pasada había 702 niños alojados en estos tres centros situados en bases militares.

Alojar a un niño en un albergue estándar cuesta aproximadamente 250 dólares por día, según datos difundidos por HHS. Aunque no hay cifras disponibles sobre el coste de alojar a los menores en albergues en bases militares, algunos congresistas de Oklahoma estimaban que costaba tres veces más que en un centro tradicional.

Desde el pasado mes de octubre más de 63,000 menores no acompañados – procedentes la mayoría de ellos de El Salvador, Honduras y Guatemala- han cruzado la frontera sur de Estados Unidos. El gobierno calcula que al final de este año fiscal (septiembre) su número podría alcanzar los 90,000.

 

 

Fuente: DPA

Comentarios

Comentarios