Se entrega asesino de reportero

Eduardo Rubio López, pidió perdón a la familia de Ernesto Araujo Cano al ser presentado ante los medios por el fiscal, Carlos Mario Jiménez Holguín.

Este jueves se entregó ante las autoridades estatales el presunto asesino del reportero gráfico Ernesto Araujo Cano, Eduardo Rubio López, quien pidió perdón a la familia al ser presentado ante los medios por el fiscal, Carlos Mario Jiménez Holguín.

Previamente, el gobernador César Duarte Jáquez, anunció la detención del sujeto que la noche del pasado sábado causó la muerte del fotógrafo, quien, según Rubio López, motivó un enfrentamiento cuerpo a cuerpo a causa de un incidente vial.

“Ha sido detenido el presunto responsable del homicidio del fotógrafo Ernesto Araujo y que la fiscalía está desahogando todas las periciales y la investigación, e iniciando la carpeta de investigación ya vinculando al detenido”, dijo el mandatario.

Tras entregarse a las autoridades acompañado de su abogado defensor, el presunto homicida, con un collarín en el cuello y con micrófono en mano, expresó que al circular por la calle 20 de Noviembre Araujo Cano se le atravesó en su camino.

El hecho, añadió, causó un enfrentamiento verbal de carro a carro y que al llegar a la esquina de Lombardo Toledano y Zubirán, se insultaron hasta que el hoy occiso bajó de su unidad con un bat de aluminio y tras estrellar su vidrio le pegó a él.

Para defenderse de la agresión, dijo que tomó su bastón de seguridad, y que durante la riña lo tuvo que soltar al recibir un golpe en la mano. Agregó que mientras era golpeado por el periodista tomó una navaja que lo lesionó al grado de desvanecerse.

Explicó que cuando perdió el sentido Araujo Cano, huyó del lugar para que su familia lo llevara al hospital y que fue hasta el siguiente día en que se enteró de que su agresor había fallecido a causa de las lesiones que sufrió en dicho enfrentamiento.

La versión del inculpado fue avalada por el fiscal especial, Carlos Mario Jiménez Holguín, ya que su narrativa consta con la de trece testigos y diversos elementos que se encuentran contenidos en la carpeta de investigación 12740/2012.

“Eduardo Rubio López, de 30 años, de profesión radiólogo, se presentó de manera voluntaria y aceptó su responsabilidad en los hechos violentos que se registraron a las 21:30 horas del sábado 18 de agosto”, dijo el funcionario.

Señaló que le fue practicada una revisión médica por parte del médico legista, a través de la cual, se confrontará el tiempo y forma de las lesiones que presenta y las cuales refiere el imputado, le fueron causadas por la víctima de homicidio durante la riña.

Comentarios

Comentarios