¿Cómo conseguir pareja si tienes más de treinta y tantos, y / o te divorciaste?

103421_bigstock_Love_Holding_Hands_62444_principal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Del total de población soltera a nivel país, las personas que tienen entre 30 y 50 años presentan los porcentajes más altos de convivencia en pareja, de acuerdo a los datos del censo nacional difundido por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

En un comunicado se indicó que tanto los varones como las mujeres de esas edades que conviven en pareja representan más del 50% en el total de solteros de esas edades.

El informe destacó además que es notable el crecimiento de las jefaturas femeninas de hogar con respecto a 2001, la cual pasó de un 27% al 44% sobre el total de jefes.

Fuente: Telam

El permanecer soltero cuando tienes más de treinta y tantos puede ser una situación que para muchos no sea tan agradable. No siempre quieres estar solo. Sí, se puede disfrutar esa soltería, pero llega un momento en que la soledad incomoda y llega el momento de tratar de encontrar a alguien afín a nosotros, tomando en cuenta las experiencias de antiguas relaciones, de algún divorcio o incluso, de una soltería que se ha mantenido a lo largo de la vida.

El problema es encontrar la manera de atraer a esa persona con la que nos gustaría compartir nuestra etapa adulta. ¿Cómo hacerle? ¿Cómo hacer que otra persona que tal vez se encuentra en la misma situación que nosotros quiera iniciar algo?

Lo primero y más importante de todo (aunque suene muy trillado y seguramente te lo han dicho mil veces) es quererse uno mismo. ¡Esto es cierto! Uno refleja el autoestima. Uno atrae por varias acciones / actitudes que mandan esa señal de “Hey, este chico o chica me atrae por ese algo que no sé qué sea”

Después de los 30 comienzas a valorar lo que has hecho para ti, por ti. Analizas cada paso que has dado, incluso si ya has estado casado y por alguna circunstancia la relación no funcionó, analizas meticulosamente los errores que cometieron y ya sabes con más claridad lo que buscas en una persona.

Ejercítate. Cuida tu cuerpo… Muchas veces la depresión que provoca la soledad nos lleva al abandono personal, lo cual deriva en un aumento de peso, en un descuido de la imagen exterior y desde luego, en las pocas ganas de querer pensar en otra relación. Así que comienza por echarle ganas al ejercicio y verás que con todas las endorfinas que generas, comenzarás a sentirte mucho mejor y más animado.

Por otro lado, las personas de las que nos rodeamos también tienen mucho que ver… Así que comienza por alejarte de aquellos que solo traen comentarios negativos respecto a formar una pareja a tu edad. Podrás ubicarlos perfectamente por frases como “Ya estás grande, ya no estás para andar noviando”, “Para qué meterse en problemas de pareja, yo así estoy bien y disfruto mi soltería”, “Si te encuentras una persona menor, seguro solo querrá salir contigo por tu dinero”… Evidentemente comentarios de este tipo desaniman y si realmente quieres encontrar a una persona para compartir algo más que una amistad. En verdad, aléjate de esas personas.

Genera actividades. Si dejaste de ir a bailar porque no le veías caso ir solo o sola, si dejaste de ir al teatro, al cine, incluso a caminar por el parque… ¡Error! Seguramente te encontrarás a alguien que como tú, está buscando rehacer su vida, conocer personas con ciertas actividades que puedan crear un lazo más estrecho. Personas que han pasado tal vez por las mismas circunstancias que tú y que están dispuestas a comenzar algo nuevo tomando en cuenta los errores del pasado. ¡Hay que aprender de esos errores!

No te entregues inmediatamente. Las cosas se disfrutan de a poquito, si presionas demasiado puede tronar muy rápido y sumarás una mala experiencia a tu curriculum emocional. Ahora bien, si encuentras a alguien que  te gusta es recurrente a sacar el tema de su su ex pareja por cualquier cosa, no eres tú quien no está preparado para iniciar algo nuevo. No te martirices con eso.

¿Por qué el temor de los hombres por hacer una pareja con una mujer mayor de 30?

Según explican los sicólogos, en uno de sus artículos, “a esta edad es probable que ellas hayan cumplido muchos de sus sueños… Pero el de conseguir pareja, conforme pasa el tiempo, se les hace cada vez más difícil… La sociedad te impone que una mujer de 30 sin pareja es una mujer loca, conflictiva, grosera e inclusive rara”. No te dejes llevar por las apariencias. Dale chance de mostrarte lo que es y deja atrás tus inseguridades… Nada mejor que tener una pareja realizada y que se sienta feliz con lo que es y con lo que ha logrado.

¿Por qué a las mujeres les da miedo formar una pareja con un hombre mayor de 30?

Puede ser porque a muchas mujeres les provoca inseguridad el hecho de que un hombre con esa edad y con esa experiencia, pueda solamente buscar algo efímero, algo de un rato, o que de tanto trabajo que tenga no les haga caso o no les dedique tiempo.  Por lo general las mujeres (no todas) son más dependientes del hombre en una relación, y a cierta edad buscan que su pareja esté más al pendiente de ellas.

¿Y si tienen hijos?

Tranquilos, todo es cuestión de adaptarse. No vas a ser el padre de sus hijos, ni la madre de los suyos… Cada quien tiene una responsabilidad con los suyos. Insistimos, dale tiempo al tiempo y si la relación se vuelve más fuerte y estrecha, poco a poco encontrarán la manera de unificar a las familias. No te presiones por eso.

En conclusión: Un hombre y una mujer que a esta edad sea soltero, busca encontrar una pareja que sea culta, inteligente, y con un trabajo estable. No esperes demasiado de las personas, pero tampoco seas demasiado estricto al elegir a alguien. Busca y encuentra a ese alguien que pueda armar un proyecto más de vida, o alguien con quien puedas fusionar tu proyecto y su proyecto de vida, sin dejar de ser seres individuales.

Checa también los 15 errores que cometen los solteros mayores de 30 y trata de evitarlos:

Pensar que uno mismo es mejor compañía que otra persona.

Esperar sentado que aparezca la pareja ideal (y no intentar con los(as) “normales”).

Contar únicamente con la primera impresión, ser prejuicioso(a)

Gustar de alguien y no regalarle señal, palabra ni mirada. No dar “primeros pasos”

Hacer del temor al rechazo una nueva religión. Y volverse el líder.

Identificar actitudes/comportamientos de ex-parejas en los nuevos(as) pretendientes.

Creer que la amistad entre el hombre y la mujer existe.

Estar siempre a la defensiva, sentirse atacado constantemente.

Buscar candidatos(as) en discotecas, pubs y otros lugares no indicados.

Renunciar al romanticismo y a hacer cosas diferentes.

Construir castillos de arena instantáneos.

Convertir al trabajo en refugio. Ser presidente de trabajólicos anónimos.

No saber decir que sí. No saber decir que no.

Juzgar a las personas por el nivel de su cargo, su remuneración mensual o su nivel educacional.

Pasar la vida buscando solteros(as) sin compromisos serios anteriores, pero que tampoco hayan sido un tiro al aire, que sean serios(as) y trabajadores(as), pero al mismo tiempo juergueros(as) y un mate de la risa, que sean progresistas pero a la vez que tengan harto tiempo para nosotros(as), que les guste la familia pero a la vez que no sean unos(as) aburridos(as).

Comentarios

Comentarios