Hitler era un gran fanático de Pancho Villa; Se veía a sí mismo como un gran revolucionario

Pero, ¿cómo supo Hitler a Villa? Aunque parezca increíble, el dictador alemán era un gran admirador de las películas de Hollywood y una de sus favoritas era “¡Viva Villa!”, donde no sólo admiraba al personaje principal, sino que se identificaba con Pancho Villa.

La película de 1934, todo un éxito de taquilla en la época, estuvo dirigida por Jack Conway con Wallace Beery como Pancho Villa, general de la revolución mexicana.

En una entrevista para el sitio DW, Peter Demetz, el académico y autor del libro “Dictators in Cinema: Lenin – Mussolini – Hitler – Goebbels – Stalin”, cuenta que el Führer veía varias películas al día entre los años 1933 y 1939.

Su primera experiencia en una sala de cine fue en la ciudad austriaca de Linz a la edad de 16 años, donde vio una cinta educativa que mostraba imágenes relacionadas con la prostitución y las enfermedades de transmisión sexual. Fue tanto su impacto, que hablaba una y otra vez sobre el filme.

Debido a esta experiencia, Hitler no sólo se divertía bebiendo cerveza o yendo a cabarets, sino que asistía a las salas de cine, en cierta forma, influenciado por Joseph Goebbels, ministro para la Ilustración Pública y Propaganda del Tercer Reich entre 1933 y 1945.

Hitler a menudo veía películas al lado de Eva Braun, quien fuera su compañera durante más de 10 años, hasta el suicidio de ambos en 1945.

“Ella estaba trabajando para Heinrich Hoffmann [quien más tarde se convertiría en el fotógrafo oficial de Hitle]. Hoffmann siempre le pidió a Eva Braun que se sentara junto a Hitler, y así fue como creció el interés de Hitler por el cine”, explicó Demetz.

Además de ¡Viva Villa!, entre las películas favoritas de Hitler se encontraban as comedias de Stan Laurel y Oliver Hardy, Western y King Kong, de acuerdo con una reseña del sitio WDR.

Todo cambió con la Segunda Guerra Mundial
Tanto Hitler como Goebbels utilizaban el cine alemán como propaganda nazi; lo que buscaban era reproducir el éxito de las producciones hollywoodenses, pero con historias de guerra alemanas desde una perspectiva civil.

A pesar de que le gustaba ver las películas estadounidenses, cuando estalló la Segunda Guerra Mundial sólo veía las cintas de noticias donde aparecía él…Básicamente para contemplarse a sí mismo. En pocas palabras, Hitler quería verse reflejado como héroe en la pantalla grande y en la vida real. Según Demetz, el interés del dictador nazi por el cine se enmarcó en el período de 1933 a 1939.

El Führer necesitan desarrollar su propia autopercepción y por eso amaba ver una y otra vez la cinta ¡Viva Villa!, la cual abordaba la vida del revolucionario mexicano. Al parecer el dictador alemán se veía a sí mismo con un revolucionario del pueblo, señala Peter Demetz en su libro.

Sin embargo, el ministro Joseph Goebbels pidió no exhibir la cinta en los cines alemanes, debido a que le parecía peligrosa porque su contenido podría servir como un detonador de agitación entre el pueblo alemán.

Otros dictadores como Stalin, Lenin y Mussolini también buscaban reconocimiento a través del cine, por lo que no dudaron en participar y tomar decisiones importantes en temas del séptimo arte o usarlo para fines de propaganda para crear una copia de Hollywood fascista, según explica Demetz en su “Dictators in cinema: Lenin – Mussolini – Hitler – Goebbels – Stalin”, que aún no ha sido traducido del idioma alemán.

Comentarios

Comentarios