En Japón no hay botes de basura públicos

En Japón, es notorio falta de botes de basura públicos. Las personas se acostumbran a transportar envoltorios, recibos y otras piezas de basura usadas hasta que puedan desecharlas adecuadamente. También existe una ley muy estricta de eliminación de basura en Japón, donde las personas tienen que separar y organizar la basura de su hogar y solo sacarla en ciertos días de la semana o mes.

Las razones son variadas. Los japoneses no suelen comer cuando van andando en la vía pública y no existen los puestos ambulantes (salvo en festivales especiales); por lo tanto, la generación de basura en la vía pública es mínima y suelen llevarla a su casa para tirarla ahí.

Las tiendas de conveniencia cuentan con basureros pequeños sólo para papel o envolturas, botellas de vidrio, plástico o lata de los productos ahí comprados y consumidos. Las miles de maquinas de refrescos repartidas por todas partes tienen su propio basurero pero sólo para depositar las latas y botellas vacías.

En los andenes de trenes y de metro también se pueden ver pequeños basureros pero sólo para revistas o periódicos, papel y envolturas pequeñas, latas, botellas de vidrio y plástico. Y los supermercados tienen basureros para que se tiren limpios los envases de plástico, cartón o unicel que venían en los productos adquiridos.

Pero la razón principal de que las calles de Japón tengan fama de limpias es el código de comportamiento ante la basura que se aprende desde la infancia. Hay una educación alrededor de la generación de basura en las escuelas y en los hogares: quien la genera es el responsable de ese acto y en consecuencia debe cumplir con ciertas reglas.

Por ejemplo, se debe comprar un bolsa asignada para el tipo de basura, normalmente son blancas, amarillas o transparentes con letras verdes. El precio que se paga es el impuesto de recolección. Se debe tirar sólo en los días y en los horarios correspondientes a cada tipo de basura. En algunos lugares las bolsas se cubren con una red para evitar que los cuervos abran las bolsas.

Comentarios

Comentarios