López Obrador descarta confrontación con Hacienda por refinería en Tabasco

El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que hubo un mal entendido en las declaraciones del subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, sobre la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, pero ésta se creará en el plazo establecido de tres años pues ya existe el presupuesto para este fin.

En ese sentido, el mandatario federal descartó confrontación con su equipo de colaboradores en la Secretaría de Hacienda, al tiempo que reconoció su profesionalismo y preparación, “somos un equipo… les tengo toda la confianza y desde luego todo mi apoyo, respaldo y respeto”.

En su conferencia de prensa matutina aseveró que en tres años estará lista la refinería pues incluso ya se tiene un presupuesto de 50 mil millones de pesos, y explicó que Dos Bocas es el lugar más adecuado para construir la planta porque es una terminal apta para enviar petróleo crudo al extranjero.

El mandatario federal resaltó la importancia de darle valor agregado a la materia prima y por ello indicó que el proceso de refinación de gasolinas se llevará a cabo en el país, sólo que con el daño que sufrió el sector energético ahora es necesario producir más petróleo y contar con esta materia.

Asimismo, refrendó que su administración busca producir lo que se consume en el país y fortalecer el mercado interno, aspecto que “nunca les ha parecido a los neoliberales, es una diferencia que tenemos, porque ellos apuestan más a que se vuelva el petróleo crudo”.

Por otra parte, López Obrador reiteró su compromiso de que no habrá aumentos en términos reales en los precios de las gasolinas, diésel, gas y luz, por lo que ya se trabaja para definir los mecanismos necesarios a fin de conseguir este objetivo ante la fluctuación de los precios de estos energéticos.

En este contexto, insistió en que es posible alcanzar la meta de crecimiento del cuatro por ciento anual en el sexenio ya que la economía crecerá cada vez más y “se nos olvida que antes del periodo neoliberal traíamos crecimientos mayores al cuatro por ciento anual”.

López Obrador también confió en que antes de que termine su gobierno los mexicanos ya no tendrán que migrar por necesidad a Estados Unidos ya que con el crecimiento de la economía se crearán empleos y oportunidades de desarrollo.

Recordó que el próximo 18 de marzo informará sobre la situación de Pemex, empresa que ha tenido una mayor inversión respecto al año pasado y a cuyo sindicato se le solicitará lo mismo que a los demás, respecto a que se tenga racionalidad, se defienda a los trabajadores y se mantengan los equilibrios adecuados para continuar con todas las operaciones.

En este sentido, recordó que la víspera sostuvo una reunión con Carlos Aceves del Olmo, secretario de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), trabajo que realiza como parte de su agenda diaria, y enfatizó que “el gobierno no va a tener sindicatos predilectos”, no intervendrá en la vida sindical ni impondrá dirigentes ya que esto corresponde a los trabajadores, solo se pedirá que haya transparencia.

Comentarios

Comentarios