Comer insectos podría salvar el planeta

Los insectos como los saltamontes, los grillos y los gusanos son sorprendentemente ricos en proteínas.

Son consumidos por un estimado de 2 mil millones de personas en todo el mundo.

Más chefs estadounidenses están incorporando insectos en sus cocinas.

Los saltamontes tostados están ganando popularidad y ahora están disponibles como ‘bocadillos’ de insectos empaquetados.

Si te sientes aventurero, primero prueba comer saltamontes en polvo.

Los ambientalistas deben tener en cuenta que se necesitan muchos más recursos para mantener una dieta basada en carne que una basada en insectos.

El cultivo de insectos produce el 1% de las emisiones de invernadero que produce el ganado o la cría de cerdos.

“Comer insectos es mucho más grande fuera del mundo occidental. Si regresas 20 años a mediados de los 90, si eras vegetariano se veía como algo inusual. Tiene similitudes con esto” Henrik Torstensson, CEO de Lifesum, a ‘The Washington Post’

Comentarios

Comentarios