EU tendrá un “acuerdo real” con China, o no hay trato en absoluto: Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que su país logra un “acuerdo real” con China, o no hay trato en absoluto.

“O vamos a tener un acuerdo real con China, o no hay trato en absoluto-en ese momento estaremos cobrando aranceles significativos contra el producto chino que está siendo enviado a los Estados Unidos”, escribió a través de su cuenta de Twitter.

Trump agregó que: “en última instancia, creo, que vamos a hacer un trato-ya sea ahora o en el futuro (…) ¡ China no quiere aranceles!”.

Estados Unidos y China acordaron el sábado pasado no imponer aranceles adicionales después del 1 de enero de 2019 y abrir los mercados de sus países entre sí.

“No serán impuestos aranceles adicionales después del 1 de enero y continuarán las negociaciones entre ambas partes”, dijo el servicio de la televisión estatal, sin dar detalles.

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, había comentado a periodistas que la reunión entre Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, estuvo “muy bien”.

China confía en que puede lograr acuerdo comercial con EU
China dijo este miércoles que Beijing y Washington seguirán adelante con sus negociaciones comerciales en los próximos 90 días y confía en que se puede alcanzar un acuerdo, en momentos en que aumentan las dudas sobre si ambas partes pueden resolver sus profundas diferencias.

El Ministerio de Comercio, en un breve comunicado en su sitio en internet, también dijo que China trabajará para implementar lo antes posible temas específicos que ya fueron acordados.

El comunicado del ministerio se conoce después de un período de relativo silencio de Beijing, luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par chino, Xi Jinping, acordaron el sábado pasado una tregua temporal en su guerra comercial durante una reunión en el marco de la cumbre del G-20 en Argentina.

La amenaza de una mayor escalada de la guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo ha presionado a los mercados financieros y la economía global durante gran parte del año, y los inversores recibieron inicialmente con alivio el cese del fuego.

Pero el ánimo se agrió rápidamente debido al escepticismo sobre que ambas partes logren un acuerdo sustancial en una serie de temas muy conflictivos dentro del período de negociación pactado de 90 días. Un fracaso en las discusiones abriría la puerta al fantasma de nuevos aranceles de Estados Unidos y potenciales represalias de China a partir de marzo.

El Ministerio de Comercio dijo que las discusiones comerciales y económicas entre Estados Unidos y China fueron “muy exitosas”. El comunicado no mencionó a Trump o a Jinping; sin embargo, la agencia estatal de noticias Xinhua dijo que el comunicado del ministerio elogió su reunión.

“Confiamos en la implementación (…) Los equipos económicos y de comercio de ambas partes promoverán activamente el trabajo de las negociaciones durante 90 días según un cronograma y hoja de ruta claros”, afirmó.

“La parte china comenzará con la implementación de temas específicos en los que ya hay consenso, mientras más pronto mejor”, agregó.

Trump, en tanto, amenazó con aplicar “grandes aranceles” a los bienes chinos importados a Estados Unidos si su Gobierno no logra un acuerdo comercial efectivo con Beijing.

 

Comentarios

Comentarios