Coches bomba dejan al menos 13 muertos en Somalia

Al menos 13 personas fallecieron al explotar este viernes tres coches bomba en dos hoteles cercanos de la capital de Somalia, Mogadiscio, en un ataque que se atribuyó el grupo yihadista Al Shabab, según informó una fuente policial.

Los servicios de emergencia se encuentran en la zona, una concurrida calle de Mogadiscio, pero el agente de la policía Abshir Isak, presente en el lugar del atentado, cifró en 13 los fallecidos contabilizados, hasta el momento.

Los servicios de ambulancia de Amin, el único servicio gratuito que funciona en Mogadiscio, aseguró a medios locales que han trasladado a una treintena de fallecidos al hospital y la mayoría de ellos son civiles.

Los coches bomba estallaron en hora punta en una de las calles más concurridas de la capital, a pocos metros de la rotonda KM 4, un punto de control y acceso al aeropuerto internacional de Mogadiscio y donde se encuentran varios hoteles y restaurantes.

Los dos primeros coches bomba explotaron en el exterior del hotel Hayat, y la tercera explosión ocurrió en un automóvil estacionado en el aparcamiento del hotel Sahafi, cercano a la citada rotonda, y donde también se encuentra la sede del Departamento de Investigación Criminal (CID) y multitud de bares y restaurantes.

El grupo yihadista Al Shabab reivindicó la autoría de los ataques y varios de los terroristas fueron abatidos cuando intentaron entrar al hotel Sahari, según confirmaron fuentes de seguridad a la radio Dalsan.

El grupo fundamentalista fue expulsado de la capital en 2011, pero aún mantiene gran influencia y perpetra ataques constantes a distintos objetivos.

Al Shabab, que se afilió en 2012 a la red Al Qaeda, controla parte del territorio en el centro y el sur del país y aspira a instaurar en Somalia un Estado islámico de corte wahabí.

Esta nación del Cuerno de África vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra.

Comentarios

Comentarios