Aumenta a mil 424 el número de muertos por terremoto y tsunami en Indonesia

La ayuda internacional comenzó este jueves a llegar a las víctimas del devastador terremoto de 7.5 grados y el tsunami posterior que arrasó el viernes pasado la provincia indonesia de Sulawesi Central, mientras la cifra oficial de muertos aumentó a mil 424.

A casi una semana del desastre natural, el servicio de energía eléctrica y las redes de telefonía móvil volvieron a funcionar este jueves en la ciudad de Palu, capital de Sulawesi Central, permitiendo acelerar a la entrega de ayuda a los sobrevivientes.

La utilización de maquinaria permitió remover con rapidez escombros y lodo que dejó el tsunami, abriendo caminos para permitir el paso de los primeros camiones con suministros, enviados por el gobierno, organizaciones y países, como Australia, Singapur y Reino Unido.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, confirmó la llegada de la primera asistencia extranjera, luego de visitar el distrito de Petobo Villahe, en el sur de Palu, una de las zonas más afectadas por el desastre natural, según reporte de la agencia informativa Antara.

“La ayuda ha comenzado a ingresar. Los aviones de ayuda han comenzado a ingresar”, dijo el presidente Jokowi, tras expresar su gratitud a las organizaciones internacionales y naciones que han ofrecido su ayuda a los cientos de miles de personas que perdieron sus hogares.

Pese a la llegada de la ayuda, algunos residentes desesperados recorren todavía la costa oeste de Sulawesi Central, en buscaban de refugio para pasar la noche, mientras otros buscan comida y agua para beber en las pocas granjas que quedaron en pie.

En Palu, algunas tiendas y bancos reabrieron el jueves, luego de regresar la calma y de frenarse los saqueos a centros comerciales y estaciones de servicio de combustible, que estuvieron presentes en los últimos días.

Sin embargo, muchas comunidades remotas siguen aisladas por los daños sufridos en caminos y puentes, los escombros que dejaron deslizamientos de tierra o las inundaciones, que dejaron las enormes olas de hasta seis metros de alto del tsunami.

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja estimó que son necesarios al menos 22 millones de dólares para ayudar a unos 1.4 millones de personas de las zonas más afectadas de Palu y Donggala, en las que decenas de personas siguen desaparecidas-

Para ayudar en los esfuerzos de búsqueda y rescate, la Cruz Roja Indonesia estableció un sitio web “Restoring Family Links”, en el que las personas pueden buscar información de familiares desaparecidos o enviar información del lugar donde se encuentran refugiados.

La cifra oficial de muertos por el terremoto aumentó este jueves a mil 424, la mayoría al ser arrastrados por las olas del tsunami y por los desprendimientos de tierra provocados subsecuentemente, aunque las autoridades temen que la cifra siga en aumento.

 

Comentarios

Comentarios