Develan en Senado leyenda “Movimiento estudiantil de 1968”

Al inicio de la sesión en el Senado se guardó un minuto de silencio por los estudiantes caídos en las luchas por las libertades democráticas el 2 de octubre de 1968. Minutos después se develó en el segundo balcón del salón de sesiones la leyenda “Movimiento Estudiantil de 1968”. Ahí, hubo aplausos y gritos de “¡2 de octubre no se olvida!”, se procedió a entonar el Himno Nacional.

Luego, para conmemorar el 50 aniversario de la masacre de Tlatelolco los ocho partidos políticos representados en esta Cámara emitieron un mensaje.

Por el PRI, la senadora Beatriz Paredes destacó desde la tribuna que “los estudiantes del 2 de octubre fueron imprescindibles para la democratización de México”.

La ex dirigente nacional del PRI y ex gobernadora refirió que exigían libertad, respeto a la libertad de asociación y a la libertad de manifestación.

Refirió que las efemérides no son eventos protocolarios, son expresión del eslabonamiento de la memoria histórica de un pueblo, una sociedad, un país, “son un llamado permanente a la conciencia que no obnibule a la memoria colectiva, a la frivolidad, a la desatención, a la fácil porosidad de olvido.

“Hoy 2 de octubre los mexicanos recordamos el movimiento estudiantil de 1968, la remembranza tiene muchos propósitos, honrrar a los caídos, valorar a quienes en ese momento histórico asumieron la posición correcta, conclusión a la que llega después del análisis sereno que se realiza en el tiempo y a través del tiempo, condenar a quienes se equivocaron, a quienes el juicio de la historia coloca como erráticos, pero sobre todo esta conmemoración exige que no se repitan respuestas represivas ante la movilización social, que la opción del Estado no sea el autoritarismo”.

Por su parte, Rocío Nahle, senadora de Morena, destacó que hoy se recuerda que “nuestro país, México, desde su historia hemos sido capaces de sobrellevar guerras, conquistas, la historia moderna se enmarca en el 2 de octubre del 68, ahí recordamos a los estudiantes agredidos y a los caídos, hoy 50 años después el cambio político en México es una realidad”.

Aseveró que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador montó hace unos minutos una guardia de honor en Tlatelolco, qué quiere decir que el próximo gobierno se comprometió a que nunca más reprimirá. Vamos a escuchar, a dialogar la reconciliación nacional surge hoy, es un grito, una exigencia por ello, hoy en el corazón de Tlatelolco en donde hace 50 años cayeron los estudiantes hoy damos paso a la cuarta transformación y les decimos, los honrramoss, los reconocemos, 2 de octubre no se olvida.

Emilio Álvcarez Icaza, senador sin partido, refirió que el 2 de octubre simboliza muchas cosas pero sobre todo el grito de libertad de una generación que se lanzó contra el autoritarismo, contra la sinrazón, ese grito de libertad que se quiso acallar con la represión, sangre, fuego… ese autoritarismo representado en la persona de Gustavo Díaz Ordaz.

La senadora Elvia Marcela Mora del PES manifestó que “hoy debemos recordar con profundo dolor la represión autoritaria del Estado para que nunca más se repita, debemos recordar la sangre derramada de jóvenes para que su lucha no quede en vano. Hoy somos un país de libertades conseguidas gracias a ese movimiento estudiantil, que no se repita jamás.

El perredista Juan Manuel Zepeda dijo que el movimiento estudiantil fue un parteaguas para la historia de la democracia, de las libertades, del derecho a manifestarse y a expresarse en nuestro país.

“No fue casual que un 2 de octubre del 68 se usara todo un sistema para reprimir esas ansias de democracia de libertad, de quienes siempre han sido el motor que ha movido al país”.

El coordinador de los senadores del PT Alejandro González agradeció a todos los coordinadores parlamentarios por haber aceptado y aprobado su propuesta de que en el recinto legislativo se incluyera la leyenda en letras doradas Movimiento Estudiantil de 1968.

Por su parte la senadora del PAN Kenia López dijo que un gobierno autoritario, sordo masacró al movimiento estudiantil de 1968 que exigía justicia y libertad para presos políticos nada más razonable, nada más sensato se hacía de manera pacífica y el gobierno autoritario reprimió a los estudiantes.

 

Fuente: La Jornada

Comentarios

Comentarios