Según un estudio, jóvenes mexicanos son los más felices del mundo

Los jóvenes ven su futuro con más optimismo que los adultos y la visión positiva prevalece en general en los países de ingresos medios y bajos, según un estudio publicado hoy por la Fundación de Bill y Melinda Gates en el que destaca la satisfacción con su vida de los jóvenes mexicanos.

Para el informe, presentado en Nueva York, el instituto de estudio de la opinión pública Ipsos entrevistó a más de 40,000 personas de más de 12 años en 15 países entre el 9 de julio y el 22 de agosto de este año. A partir de los 16 años se los consideró en la mayoría de los casos ya como adultos.

Aproximadamente la mitad de los países -Alemania, Arabia Saudí, Australia, Francia, Reino Unido, Suecia y Estados Unidos- tienen ingresos per cápita altos, en tanto que en los otros -Brasil, China, India, Indonesia, Kenia, México, Nigeria y Rusia- son medios o bajos.

Un 87 por ciento de los jóvenes se mostró optimista sobre su futuro, un 73 por ciento ve con confianza el de su país y un 74 por ciento el del mundo. Entre los adultos el 77 por ciento era optimista sobre su futuro, un 63 por ciento sobre su país y un 60 por ciento sobre el del mundo.

En todos los casos la confianza era mayor entre jóvenes y adultos en los países de ingresos medios y bajos. Nigeria por ejemplo se situó siempre entre los tres primeros puestos.

Los mexicanos tanto adultos (un 92%) como jóvenes (95%) se cuentan entre los más optimistas con su propio futuro. Una gran mayoría expresa confianza además en el futuro del mundo (un 78% de los adultos y un 81% de los jóvenes) y en el de su país (80% de los adultos y 76% de los jóvenes).

Los jóvenes mexicanos son los más felices con su propia vida de todos los países encuestados, una media de 8.5 de cada 10, y jóvenes y adultos son los más felices de todos con sus relaciones con amigos y familia (con una media de 8.3 y 8.8 de cada 10).

Respecto de los efectos negativos sobre su vida, los mexicanos fueron quienes más consideraron que los ingresos y la fortuna personal es lo que más les impacta en lo personal y de los que más consideraron el cambio climático como una amenaza significativa para su comunidad (más de un 82%).

Un 53% de los adultos cree por otra parte que la gente como ellos tiene acceso a los derechos humanos básicos, frente a un 67% de los jóvenes. Estos últimos confían además en un 64% por ciento de los casos en que pueden influir en la manera en que su país es gobernado.

También los habitantes de Brasil se cuentan entre los más optimistas en el estudio sobre su propio futuro (84% adultos, 86% jóvenes), pero no así sobre el que espera al país (52%/59%) y al mundo (60%/67%).

A su vez, salvo por Nigeria son los más insatisfechos con el impacto del Gobierno en sus vidas (con una aprobación de 3.9/4.3 de cada 10 para adultos y jóvenes). También son los segundos de la lista en opinar con mayor probabilidad que el Gobierno o los líderes políticos representan el impacto más negativo en sus vidas y los que menos creen que los dirigentes se preocupan por ellos (10%/16%). Pese a ello, confían en su capacidad de influir en la forma en que son gobernados.

Sólo el 40 por ciento de los adultos y el 46 por ciento de los jóvenes (el valor más bajo del estudio) considera que sus compatriotas disfrutan de derechos humanos básicos en su país.

En el otro extremo de la lista, Alemania está entre los tres últimos países en mostrarse satisfechos: el 78 por ciento de los jóvenes son optimistas (66% de los adultos) respecto de su futuro, un 56 por ciento lo son respecto de sus país (adultos: 47%) y un 51 por ciento sobre el futuro del mundo (adultos: 37%).

En los países de altos ingresos las principales prioridades son acabar con la pobreza (29%), hacer frente al cambio climático (24%), mejorar la educación (21%) y acabar con los conflictos (21%). En los de ingresos medios y bajos en cambio son mejorar la educación (41%), acabar con la pobreza (37%) y más empleo (32%).

En todos los países, más allá de su nivel de ingresos, las mujeres estuvieron más de acuerdo que los hombres con la frase: “La vida es mejor para los hombres y los chicos que para las mujeres y las chicas”. La diferencia es sin embargo más pronunciada en los países de ingresos altos, en los que el 49 por ciento de las mujeres estuvo de acuerdo, frente a un 37 por ciento de los hombres. En el otro grupo de países la diferencia fue de un 45 por ciento de las mujeres frente a un 43 por ciento de los hombres.

 

Fuente: DPA

Comentarios

Comentarios