Japón ejecuta a ex miembros de secta por atentado en Metro de Tokio

El Gobierno de Japón llevó a la horca al exlíder y seis antiguos miembros de la secta Aum Shinrikyo por perpetrar un atentado en el Metro de Tokio, en 1995.

El grupo que mezcla el budismo y la meditación hindú con enseñanzas apocalípticas, liberaron gas sarín en varias líneas del Metro, dejando trece personas muertas, 50 con heridas graves y casi mil personas con problemas temporales de visión.

 Fue Chizuo Matsumoto, ex líder de la secta conocido como Shoko Asahara, el primero en ser ejecutado, seguido de sus aprendices. 

La secta conocida actualmente como Aleph también perpetró un ataque con dicho gas en 1994, donde ocho personas del área de Kaichi Heights murieron y más de 200 resultaron con secuelas.

Comentarios

Comentarios