Crecer más sin aumentar impuestos, algo en lo que los candidatos sí están de acuerdo

Por última vez de frente en un mismo espacio, los cuatro candidatos presidenciales contrastaron anoche sus posturas en materia económica: con matices, Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya y Jaime Rodríguez Calderón, consideraron que un mejor crecimiento es posible, sin aumentar impuestos.

Para José Antonio Meade, cerrar las brechas, esencialmente entre hombres y mujeres, requiere de un crecimiento anual de al menos medio punto más del producto interno bruto.

Nuevamente, el ex secretario de Hacienda y Anaya concentraron sus críticas contra López Obrador. Además, Anaya intentó defenderse de los ataques que, afirmó, provienen del gobierno federal. Fuera del eje central del último debate presidencial, hasta que los conductores le pidieron centrarse en el tema, expresó:

He sido blanco de una campaña brutal de ataques, mentiras e infamias porque me atreví a decir que habrá una fiscalía autónoma, una comisión que investigue a Enrique Peña Nieto y su participación en los escándalos del sexenio. Por decir esto me atacan, pero no les tengo miedo.

Anaya y Rodríguez Calderón ofrecieron eliminar los impuestos que se cobran a las gasolinas y el diésel, y López Obrador planteó frenar los gasolinazos.

El candidato de Juntos Haremos Historia cuestionó que Meade y Anaya avalaron los incrementos mensuales a los combustibles, pero el panista respondió: Es mentira.

A López Obrador le preguntaron si es posible crecer sin el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y si no le preocupa que se cancele.

Vamos a plantear que se mantenga, pero no puede convertirse en fatalidad. El país tiene muchos recursos naturales y un pueblo trabajador. Lo que hace falta es un buen gobierno, dijo.

Meade presumió sus cartas como ex titular de la Secretaría de Hacienda. Dijo que en esa época en el país se generaron 1.1 millones de empleos y contrastó que con López Obrador como jefe de Gobierno capitalino sólo se generaron 226. Eso quiere decir que sólo sabe destruir empleos, aseveró.

El tabasqueño sostuvo: El problema económico tiene que ver con la falta de crecimiento, en el periodo neoliberal en el que Meade ha participado no ha habido crecimiento. Es un fracaso la política económica.

Meade reviró: Lo que fue un fracaso fue López Obrador en el Gobierno del Distrito Federal, con él, la ciudad sólo creció 0.8 por ciento. La tragedia fue su gestión en la ciudad.

En ese caso, dijo López Obrador, los capitalinos no querrían votar por él y punzó: Y pobremente, sin presumir, estamos ahí cuatro a uno, en la capital, en cuanto a intención de voto.

 

Fuente: La Jornada

Comentarios

Comentarios