Caro Quintero asegura que está retirado de los cárteles

Rafael Caro Quintero, alias el Príncipe, uno de los hombres más buscados por la DEA y presunto exnarcotraficante, pidió que lo dejen en paz.

Tras pasar 28 años en prisión, desde abril de 1985 por el asesinato del agente estadounidense Enrique Camarena, el excapo volvió a dar de qué hablar luego de su liberación en 2013, cuando lo volvieron a vincular con el narcotráfico.

Tras disfrutar de unos días de libertad, gracias a un tecnicismo jurídico, la Procuraduría General de la República (PGR) emitió una nueva orden de arresto por un cargo pendiente en México.

Asimismo, autoridades estadounidenses que estaban inconformes por su liberación ofrecieron una recompensa para volverlo a capturar, por lo que Caro Quintero volvió a escapar.

En ese momento se retractó de haber asesinado a Camarena, pero no de haber traficado marihuana en el pasado, delito en el que aseguró, durante una entrevista para el Huffington Post, no ha reincidido.

Sin embargo, algunos mensajes y narcomantas afirma lo contrario, pues en la cuales se sostiene que Caro Quintero y El Chapo son los jefes del narcotráfico en el norte de México.

Dichas afirmaciones están respaldadas por información que recopilaron funcionarios estadounidenses y mexicanos, quienes acusan a Caro Quintero de dirigir el contrabando de cargamentos de cocaína, metanfetamina y heroína hacia Estados Unidos.

“¡Quienquiera que lo diga, miente! Es una mentira”, enfatiza, no sin antes reconocer que después de ser liberado se reunió con el Chapo e Ismael el Mayo Zambada García antes del arresto del Chapo.

“Nos conocemos desde hace muchos años, al igual que conocía a Zambada”, comentó. “Tengo mi respeto por ellos y eso es todo. No he hecho ningún negocio con ellos. Y ahora que soy libre, no quiero tener nada que ver con las drogas”, agregó.

Respecto a un cargamento de cinco toneladas de cocaína en Puerto Peñasco, Sonora, en 2015, y que el gobierno mexicano dijo que eran drogas que él iba a enviar, señaló:

“Ya lo he dejado muy claro”, dice. “No soy traficante de drogas. Nunca he movido heroína. Nunca he traficado con anfetaminas. No he traído un solo gramo de cocaína de Colombia, contrario a lo que dice la DEA. Lo que vendí fue marihuana en México, hace 33 años. Quien diga lo contrario, ¡repito que está mintiendo! ”

Caro Quintero responsabilizó a su primo Sajid Emilio Quintero Navidad, alias el Cadete, de dichas acusaciones, “bueno, no he vuelto a las drogas ni voy a hacerlo nunca. Quienquiera que diga eso está mintiendo. ¡Sajid o quien sea que esté diciendo esto a la DEA está mintiendo! ”

Caro Quintero reiteró que no está involucrado en el tráfico de drogas: “yo pediría que la DEA sea más cautelosa en sus investigaciones, y también el gobierno de México. Si pueden probar que es realmente cierto, me entregaré, pero no me entregaré para convertirme en informante”.

“Mire, lo que quiero es que la gente me deje en paz”, dice. “Lo que me queda de vida, quiero vivirlo en paz… Todos nosotros, creo, merecemos una segunda oportunidad”, pidió el excapo.

 

Comentarios

Comentarios