Ajustan reforma que integra cirugía bariátrica a tratamiento contra obesidad mórbida

La Cámara de Diputados hizo cambios a la minuta del Senado con reformas a la Ley General de Salud, cuyo propósito es que las instituciones del Sistema Nacional de Salud, incluyan la cirugía bariátrica como un tratamiento para la obesidad mórbida.

El proyecto que será reenviado a los colegisladores, fue aprobado en lo general, con voto unánime de 313 a favor.

En la votación particular se registraron 247 votos a favor y 58 en contra, ya que se rechazó la propuesta de la diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Cecilia Soto.

La legisladora pidió establecer en la ley que las instituciones de salud garantizarán la existencia de materiales, instrumental y personal capacitado para aplicar esos procedimientos, y no solo “procurarán” hacerlo, como indica el proyecto aprobado.

También puntualizó que la realización de esa cirugía es complicada, no se puede aplicar en cualquier clínica u hospital del sector salud, sino que se necesita contar con especialistas en distintas disciplinas como psicología, nutrición y cirugía estética, puesto que el 50 por ciento de los pacientes, vuelven a subir de peso a causa de un deficiente seguimiento a su evolución y falta de ayuda de un equipo multidisciplinario.

La parte aprobada por el Senado y que los diputados modificaron, fue un añadido al artículo 115 de la Ley, sobre la información nutrimental en alimentos y bebidas no alcohólicas que se venden en establecimientos de comida rápida, ya que las cartas y menús de esos establecimientos no incluyen datos no permiten distinguir qué cantidades y sustancias se ingerirán, y por lo tanto, no contribuyen al combate al sobrepeso.

Al referirse a la norma, la diputada del Partido Acción Nacional (PAN), Teresa Lizárraga, remarcó que la norma establece que los organismos de salud “procurarán” tener materiales, instrumental, instalaciones y personal debidamente capacitado, para realizar ese tipo de procedimientos.

Las legisladoras enfatizaron que la obesidad es un problema de salud pública en el país, ya que siete de cada 10 adultos la padecen o bien, presentan obesidad; aunado a que México ocupa el primer lugar en obesidad infantil y el segundo en cuanto a los adultos.

Aun cuando la diputada Cecilia Soto recalcó que las instituciones de salud deben contar con los elementos necesarios para aplicar esas cirugías, la mayoría en San Lázaro consideró que las disposiciones fortalecen las medidas que contempla el estado para atender la problemática en cuestión.

Indicaron que de acuerdo al Observatorio Mexicano de Enfermedades No Transmisibles, en México, el promedio nacional de prevalencia de sobrepeso es de 30.2 por ciento; el promedio de obesidad es de 23.5 por ciento, aunado a que favorece la diabetes y la hipertensión.

Comentarios

Comentarios