De construir refinerías, en vez de tener miseria espantosa habría creación de empleo y derrama económica, algo que un aristócrata como Anaya y sus cómplices no les interesa: investigador de la UNAM

A mediados de este mes, el precandidato presidencial por la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, estuvo en Pachuca, Hidalgo, donde dijo que “no tiene caso construir nuevas refinerías”.

Señaló que, “se terminarían de construir más o menos en 2024, justo cuando va a caer, cuando va a bajar el consumo de gasolina en México y en el mundo pues no hace sentido. Entonces lo que vamos a hacer más bien es por un lado apostar por las energías limpias y en lugar de andar planteando construir nuevas refinerías, vamos a apoyar y a fortalecer las que ya tenemos empezando por supuesto por la refinería de Tula”.

Entonces, desde mi punto de vista lo que dice Ricardo Anaya es alinearse con la política de Trump, alinearse con la política del imperialismo. Para hacernos un país dependiente del imperio. Anaya y sus secuaces lo único que quieren es que mantengamos esta condición de extrema vulnerabilidad, condenándonos a la dependencia absoluta lo que significa que cualquier cosa que sucediera en Estados Unidos paralizaría nuestro país”, sentencia el académico e investigador de la UNAM.

Señala que incluso en decisiones políticas “nos paralizarían, detendrían el aparato productivo y el movimiento de mercancías e incluso de tropas en nuestro país. La declaración de Anaya a mí me parece que es de una política totalmente alineada a los intereses del imperio”, reitera.

En cuanto al tema económico, Barbosa Cano señala que de construir refinerías habría ventajas importantísimas. En primer lugar habría creación de empleo regional, en lugar que la transformación de la materia prima se realice en otros países y se trasladen al extranjero los efectos multiplicadores de la transformación industrial de la materia prima, sucedería aquí esa derrama económica en México, indica.

Y pone como ejemplo a Poza Rica, una de las regiones que podría ser beneficiada. “Ya que hoy se debate en una miseria espantosa, en donde los jóvenes han salido a ganarse la vida a como dé lugar, incluso incorporándose a actividades delincuenciales. Esto se refleja en las bandas que se dedican al huachicol o a la gasolina popular, que no es más que las mezclas de gasolina robada; “en lugar de ello tendríamos generación de empleos en nuestro país, eso es algo que a un aristócrata como Anaya y a sus cómplices no les interesa”.

Además indica que con las refinerías, la creación de empleo regional no solamente sería en el tema de la construcción o en la actividad refinadora sino que habría en otros espacios, “especialmente si enfocamos en plantas pequeñas que utilicen materia prima (fierro, lámina, refacciones, productos metálicos, válvulas) hechas en México. Entonces habría una creación de empleo importante en otras ramas de la actividad económica”.

Señala que así es como se avanzaría en la resolución de uno de los problemas nacionales más importantes de nuestro país (desempleo). Indica que, también habría efectos en la creación, construcción, funcionamiento, operación de un aparato refinador mexicano que crearía valor y sería extremadamente benéfico. “Como lo están haciendo los Estados Unidos, pero también lo hace China, lo hace la India, porque se están construyendo refinerías en el sudeste asiático”.

El maestro Barbosa Cano, especialista en economía del Sector Energético, señala que “el señor Anaya es un candidato desinformado, es un candidato que no estudia, es un candidato que su programa simplemente reproduce frases escuchadas pero que no se fundamentan en un estudio sobre la industria petrolera internacional”.

Recuerda que con Calderón hubo la promesa de refinerías y el fraude porque se endeudó al estado de Hidalgo, se inició la construcción de un proyecto de una refinería y el actual aspirante a legislador, “el señor Chong endeudó a su estado, y ahora el pueblo de Hidalgo es el que está pagando intereses”. A su vez recordó que la llamada refinería bicentenario se quedó en una barda. “Es una agresión al pueblo de México y al pueblo de Hidalgo y a su economía por culpa de dicho fraude”.

En cuanto a Pemex, señala que ha sufrido desde que comenzó el modelo neoliberal del capitalismo golpes mortales y sin embargo ante la realidad Pemex ha logrado sobrevivir a este sexenio, en que se intentó incluso desaparecerlo del mapa, añade.

“Sin embargo ha logrado sobrevivir y actualmente Pemex produce el 99.9 por ciento de petróleo que se extrae de la tierra en este país. Mientras que los privados ni siquiera es 0.1 por ciento.

Es decir que como la reforma energética de Peña Nieto fracasó, Pemex continúa siendo el único productor de petróleo, el único que extrae petróleo crudo, el único que produce gasolina, el único que extrae gas natural, el único que produce productos petroquímicos. Está debilitado, está golpeado pero ha logrado sobrevivir y si el pueblo de México decidiera podría continuar como una empresa estatal única capaz de salvar a este país”.

El maestro Fabio Barbosa indica que, Pemex ha logrado sobrevivir y va a continuar funcionando y operando; “yo espero que el próximo sexenio llegue quien llegue se produzcan cambios en la política petrolera, de tal manera que no coincido con quienes ya están expidiendo certificados de defunción de Pemex.

Comentarios

Comentarios