Apple enfrenta a denuncias por reducir velocidad de iPhones antiguos

Usuarios de iPhones de varios entidades de Estados Unidos demandaron a Apple por no informar que la compañía había instalado, de forma intencional, un software el cual, con las actualizaciones, reducía paulatinamente la velocidad de los teléfonos más viejos, lo cual se solucionaría simplemente cambiando la batería, pero como la compañía calló esta información los consumidores pensaron que su única opción era comprar iPhones nuevos y más caros.

La demanda colectiva fue entablada el pasado jueves en una corte federal de Chicago a nombre de cinco dueños de iPhones de Illinois, Ohio, Indiana y Carolina del Norte. Quienes alegan que de haber conocido lo anterior no habrían comprado nuevos teléfonos.

En la querella se argumenta que la empresa violó las leyes sobre fraude al consumidor.

Una demanda parecida fue interpuesta el pasado jueves en Los Ángeles. Ambos documentos judiciales se giraron un día después de que Apple confirmó las declaraciones de analistas tecnológicos: la compañía distribuyó software para hacer que algunos teléfonos funcionaran de forma más lenta. Apple afirmó que el objetivo era prolongar el tiempo de vida de las baterías de iones de litio, las cuales se agotarían rápidamente de no haber tomado dicha decisión.

“Nuestra meta es proporcionar la mejor experiencia para los clientes, lo cual incluye el desempeño general y prolongar la vida de sus dispositivos”, detalló Apple en un comunicado. Agregó que realizó una corrección para el iPhone 6, el iPhone 6s y el iPhone SE, la cual también se incluyó en el iPhone 7. Pero no respondió a usuarios descontentos quienes mandaron mensajes a la empresa.

“La decisión de Apple de reducir la velocidad de estos dispositivos… a propósito, fue tomada para inducir fraudulentamente a los consumidores a que compraran” el iPhone de modelo más reciente, se asevera en el documento de la querella interpuesta contra el gigante de dispositivos electrónicos.

Comentarios

Comentarios