Apple acepta que ralentiza los antiguos modelos de iPhone

Cada actualización de iOS es calificada por los usuarios de Apple como una excusa para perjudicar el rendimiento de los iPhones y de esta forma puedan adquirir uno nuevo.

Sin embargo, la empresa asegura que no es así, lo que sí hace es controlar los momentos en los que el sistema consume más energía simplemente porque las baterías viejas, al estar degradadas por el uso y el paso del tiempo, no pueden soportar la actualización.

“Nuestro propósito es ofrecer la mejor experiencia a los usuarios, la cual incluye el mejor rendimiento posible y extender la vida útil de los dispositivos. Las baterías de iones de litio disminuyen su capacidad de satisfacer las demandas de picos de consumo de energía cuando se encuentran en condiciones de bajas temperaturas, cuando tienen poca carga y cuando se han degradado con el paso del tiempo. Esto puede resultar en que el dispositivo se apague de forma inesperada para proteger sus componentes electrónicos”, señaló en un comunicado la empresa.

Desde el año pasado con la nueva actualización del sistema, los iPhone 6, 6s y SE, reducían y controlaban los picos de consumo de energía para prevenir que el dispositivo se apagara bajo esas condiciones.

A partir de iOS 11.2, llevamos esta función al iPhone 7 y planeamos llevarla a cada vez más dispositivos”, explica en otro apartado el comunicado oficial.

Estas son las razones por las que tu dispositivo antiguo se ralentiza con la nueva actualización. Si tu batería se ha degradado y ya no funciona igual que antes, el sistema operativo debe ralentizar los procesos para disminuir el consumo de energía y así prolongar la autonomía, evitando que el dispositivo se apague por completo.

 

Comentarios

Comentarios