Pobladores denuncian que una fábrica de Viagra les provoca erecciones repentinas

Según los habitantes de la región, es común ver a perros y a hombres caminando por las calles bajo un alto estado de excitación sexual

Los pobladores de Ringaskiddy, Irlanda, están convencidos de que los gases que emanan de la fábrica Pfizer ubicada en esta comunidad provoca erecciones espontáneas en hombre y perros.

“Llevamos años disfrutando gratis de los humos del amor”, dijo en entrevista al Sunday Times, Debbie O’Grady, una cantinera de la pequeña localidad cercana a Cork.

Según los habitantes de la región, es común ver a perros y a hombres caminando por las calles bajo un alto estado de excitación sexual, sin embargo Pfizer lo ha negado todo, calificando las acusaciones de un “mito divertido” difundido por los propios vecinos.

“Nuestros procesos de fabricación siempre han sido altamente sofisticados y están fuertemente regulados”, señal la farmacéutica estadounidense, dueña de la marca Viagra.

Sadie O’Grady, madre de Debbie y dueña del Ferry Boat Inn, un bar local, relata que son muchas las personas que visitan el pueblo por curiosidad para saber sí efectivamente el Viagra está en el aire y provoca efectos entre los pobladores.

Un joven de 18 años, sobrino de Sadie O’Grady confiesa que los vapores de Pfizer no tienen ningún efecto en él.

 

Comentarios

Comentarios