Presentan nuevos cargos contra mexicano absuelto en San Francisco

Autoridades estadounidenses acusaron a José Inés García Zárate, mexicano señalado como el responsable del asesinato de Kate Steinle, por violaciones al reglamento de armas y migración.

Un gran jurado federal en San Francisco impuso al migrante los cargos de ser delincuente en posesión de un arma y por “ser un extranjero ilegal e ilegalmente en los Estados Unidos” en posesión de un arma y munición.

La semana pasada, otro jurado lo condenó por el cargo de ser delincuente en posesión de un arma de fuego tras haber sido absuelto por asesinato y asalto, por los hechos ocurridos el 1 de julio de 2015.

La sentencia conllevaba una sentencia máxima de tres años de cárcel; aunque ha estado internado desde que ocurrió el tiroteo.

Su defensor público, Matt Gonzalez, dijo que García Zarate le pedirá a un juez que rechace la condena estatal; el migrante será sentenciado en una corte estatal el 14 de diciembre.

El fiscal de distrito de San Francisco, George Gascon, defendió este martes el manejo del caso por parte de su oficina. Dijo que aún creía que el mexicano debía ser condenado por el asesinato de Steinle.

Expertos legales dijeron que los fiscales se excedieron al solicitar una condena por homicidio en primer grado porque el disparo fatal rebotó en el suelo, apoyando la defensa de García Zarate de que el tiroteo fue un accidente.

Los miembros del jurado también pudieron haberlo condenado al indocumentado por homicidio en segundo grado u homicidio involuntario, pero decidieron no hacerlo.

Además, los miembros del jurado se retiraron de la corte la semana pasada sin hablar públicamente sobre su veredicto y Gascon declaró que tampoco habían hablado con los fiscales.

El acusado dijo que encontró una pistola debajo de una silla en un muelle de San Francisco, y aseguró que se disparó accidentalmente cuando la recogió.

El presidente Donald Trump planteó con frecuencia el caso durante su campaña presidencial para criticar los esfuerzos en los EE.UU. Para combatir la migración ilegal.

Antes del tiroteo, García Zárate había sido deportado cinco veces. El departamento del alguacil de San Francisco también lo liberó varias semanas antes del tiroteo a pesar de una solicitud de funcionarios federales de inmigración para detenerlo por deportación.

Gascon llamó este martes a Trump “loco” por una serie de tweets que ridiculizaron el veredicto del jurado.

Comentarios

Comentarios