Tigres humilla al América y es el primer finalista

Sin despeinarse y con baile incluido, Tigres despachó al América, se apuntó otra vez en una Final -la tercera de manera consecutiva- y ahora esperará por Rayados para la soñada definición regia del Apertura 2017.

Tigres sigue construyendo su propia historia y alimentando ilusiones semestrales. Se ha convertido en un experto en deshacerse de rivales en las Liguillas y América sufrió la letalidad de un equipo de tremenda ambición cuando pisa estas instancias del torneo.

Fueron tres goles, pero pudieron ser muchísimos más. Un doblete de Enner Valencia y André Pierre Gignac, de penal, firmaron las anotaciones felinas en un segundo tiempo donde despedazaron a unas desesperadas Águilas se quedaron con nueve hombres por las expulsiones de Guido Rodríguez y Edson Álvarez.

El 3-0 (4-0 global) fue una auténtica paliza desde se le mire. Con la ventaja del 1-0 conseguida en el Azteca ya era suficiente, pero Tigres le mostró al América que hoy por hoy es más grande en longitud futbolística.

Literalmente lo barrió en el Universitario. Después de un primer tiempo sin goles, pero con un dominio inclinado hacia Tigres, la segunda etapa fue una verdadera fiesta de llegadas y goles para el equipo de Ricardo Ferretti.

Tigres apeló a su reconocida capacidad para manejar ventajas. Hizo una primera parte acorde a sus beneficios, e incluso, estuvo más cerca de aumentar la diferencia en el global.

En modo automático, Tigres no necesitó mucho desgaste para controlar a un América que dio señales de querer ir al frente, pero al que le faltó mucha profundidad. Tigres supo cómo despresurizarlo.

Sabía que la presión del América dejaría huecos y los explotó. Sobre todo con la velocidad de Enner Valencia, quien al 43’ estampó un disparo en el poste de Agustín Marchesín. Dos minutos antes, entre André Pierre Gignac y Eduardo Vargas casi liquidan.

Lo mismo ocurrió con otro disparo en el poste de Gignac ni bien comenzó el complemento. A Tigres sólo le faltaba el gol. Pero al 56’ llegó lo que se caía de maduro y lo que rompió definitivamente la serie: en una descolgada de Valencia terminó en el 1-0.

A partir de ese momento, Tigres se hizo festín porque América comenzó a perder soldados y se hizo una versión de papel. Entre el minuto 60 y 65, América firmó su autodestrucción con las rojas de Rodríguez y Álvarez.

Tigres aprovechó la presa fácil y actuó en consecuencia: en cinco minutos (71-76) entre Valencia y Gignac -se hizo cargo de un penal a Damm- cerraron la cortina. El 3-0 ya era demasiado para agigantar más el papelón del América.

 

Fuente: Vanguardia

Comentarios

Comentarios