México, el aliado comercial del TLCAN con el salario más bajo

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), acuerdo que permite reducir los costos y tiene el fin de intercambiar bienes entre los tres países suscritos, fue en su tiempo una promesa de mejora económica para los integrantes, la cual en México no se ha reflejado como una realidad, expusieron especialistas.

México, Estados Unidos y Canadá firmaron este tratado el 17 de diciembre de 1992, el cual entró en vigor a partir del 1 de enero de 1994. Actualmente los firmantes llevan a cabo mesas de renegociación para decidir si se realiza una actualización del acuerdo o se da por concluido.

En México se ha dado un crecimiento del 2.5 por ciento de la economía de manera anual desde que inició el tratado, lo que representa menos de la mitad del promedio de los países en desarrollo.

Esta cifra representa prácticamente lo mismo en Estados Unidos y Canadá, la diferencia, es el crecimiento de población que en México se presenta de manera más acelerada que en los vecinos países.

Esto se traduce a una misma economía que tiene que dividirse entre más personas. Según información del portal Bloomberg, el mexicano promedio gana menos hoy que antes de que el TLCAN se firmara.

“La idea principal era promover la convergencia en los salarios y el nivel de vida”, señaló Gerardo Esquivel, profesor de economía en el Colegio de México, sobre la intención de los suscritos al firmar el acuerdo.

Como menciona el Artículo 1 del Acuerdo de Cooperación Laboral del TLCAN, se establece como su primer punto en la lista de objetivos: “mejorar las condiciones de trabajo y los niveles de vida en territorio de cada una de las partes”.

“Eso no se ha logrado”, dijo el experto, y refirió que el poco crecimiento que hubo en México se dirigió principalmente a “la parte superior de la distribución”.

En el artículo” The U.S.-Mexico Wage Gap Is Actually Widening Under Nafta”, expone que el índice de pobreza de nuestro país aún se encuentra en los mismos niveles de principios de los años 90’s

DIFERENCIA DEL 91%

De acuerdo con el Departamento del Trabajo de Estados Unidos las industrias productoras de bienes pagaron un salario promedio por hora 26.19 dólares, en el mismo periodo en la industria manufacturera mexicana se pagó 340 pesos, al realizar la conversión, esto significaría para los trabajadores sólo el 9% de lo pagado a los norteamericanos.

Jerry Dias, jefe del sindicato canadiense Unifor, declaró en México que los empleados de las plantas automotrices de EU y Canadá pueden comprar los vehículos que producen con 5 meses de trabajo. Evidenció la gran brecha salarial que existe entre los firmantes al señalar que los mexicanos en el mismo periodo laboral pueden obtener “cuatro llantas y un volante”.

 Romper el TLCAN ¿La idea del Gobierno de Trump?

Donald Trump, Presidente de Estados Unidos ha sido duro con las políticas económicas desde el inicio de su administración. En diversas ocasiones ha señalado que este acuerdo es perjudicial para su país. Expone en su discurso que el flujo de mano de obra mexicana mal pagada hacia el norte del país y la migración de fábricas estadounidenses hacia el extranjero han afectado a EU.

Robert E. Lighthizer, representante de Estados Unidos en la renegociación del TLCAN, reconoció que la discusión de las cláusulas laborales en las rondas que se han efectuado han resultado conflictivas y que el objetivo de su equipo de trabajo es “tener cláusulas que eleven los salarios en México. Eso es conveniente para los mexicanos y conveniente para Estados Unidos”.

¿Es culpa del TLCAN la desigualdad?

Algunos políticos señalan que si bien, la economía no ha florecido tras firmarse el acuerdo, al menos se han evitado las caídas que hundieron a otros países de América Latina en las últimas décadas.

En palabras de Agustín Carstens, ex Gobernador del Banco de México, antes de su partida del país, el TLCAN es un elemento muy importante en el crecimiento de la economía.

“Pero México necesita encargarse de muchas tareas diferentes en otras áreas para hacer que la economía mexicana sea más productiva y realmente explotar todas nuestras capacidades para crecer”, refirió.

Especialistas en el tema y economistas se encuentran en el consenso de que las promesas realizadas por Carlos Salinas y Bill Clinton durante la firma del tratado de libre comercio no se han cumplido hasta la fecha.

“El error básico de México fue suponer que la integración en la economía mundial, y en particular en el mercado estadounidense, sería suficiente”, expone Dani Rodrik, profesor de economía de la Universidad de Harvard.

“Se ignoraron otros aspectos de la estrategia de desarrollo”, puntualizó.

El Dato

El pasado 21 de noviembre el Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) acordó elevar el salario mínimo a 88.36 pesos diarios. México es el país que tiene la distribución de ingresos más desigual entre los 35 miembros de la OCDE.

 

Fuente: Vanguardia

Comentarios

Comentarios