Lo que sí y no debes comprar en el Buen Fin

Las compras a crédito pueden ser una excelente opción, sin embargo hay que saber comprar adecuadamente

Del 17 al 20 de noviembre de este año tendrá lugar el Buen Fin, fecha en la que los establecimientos colocan ofertas para atraer a los consumidores y promover el flujo de capital en el país.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelan que en la edición anterior los meses sin intereses fueron la principal forma de pago empleada por los consumidores, donde el 59.3% de estas compras fue en tiendas comerciales y 42.7% en tiendas de servicio.

Aunque los meses sin intereses son una buena opción para el pago de algunos artículos, es necesario tener en cuenta que no todo vale la pena comprarlo a crédito y pagarlo a un año o más.

De acuerdo con una publicación de Excelsior, el cofundador de ComprarGuru.com, Freddy Domínguez, comparte que la primera regla de oro para comprar a meses es que “el periodo de vida del servicio o producto adquirido sea más largo que el tiempo que se va a pagar”.

Aconseja que lo más prudente es que el servicio o producto que se compra cuente con un periodo de uso más largo que el periodo que se estará pagando a meses sin intereses.

Expone que comprar cosas como un viaje no es viable, pues se seguirá pagando después de utilizar el servicio.

Esto no es aconsejable, pues “psicológicamente sientes que estás pagando algo que ya experimentaste”, comenta Domínguez.

Recomienda que para comprar a crédito, lo mejor es adquirir activos o bienes durables como una lavadora, secadora de ropa, refrigerador, computadoras o hasta un coche

Otro de los problemas que suelen traer las ofertas o el Buen Fin es que la gente suele endeudarse en exceso o gastar de más, hecho que le traerá problemas económicos a largo plazo.

Para evitar que esto suceda Freddy Domínguez pone énfasis en que se debe diferenciar “lo que necesitas y lo que no… puede sonar muy obvio, pero hay que preguntarse si hace sentido comprarlo”.

La segunda regla de oro para comprar a meses sin intereses es que al sumar los pagos de tu deuda, “estos nunca deben exceder el 30% de tu ingreso mensual.”

El emprendedor también recomienda estar atentos, pues algunos establecimientos acostumbran disfrazar ofertas con meses sin intereses.

Para saber si una rebaja es real, sugiere comparar los precios. En todo caso, lo que se puede aprovechar es comprar a meses aunque el producto tenga el mismo precio de toda la vida.

Finalmente Domínguez menciona la tercera regla: “El tema de los meses sin intereses no es necesariamente malo, sólo hay que saberlos utilizar”.

Comentarios

Comentarios