Héctor Herrera y Diego Reyes señalados en los “Paradise Papers”

El socio del futbolista Diego Reyes en compañías de papel en Malta, Matías Bunge, se desempeñó como operador de Grupo Comercializador Cónclave, una empresa identificada como fantasma que defraudó al Gobierno en el caso conocido como “La Gran Estafa”.

Cónclave no solo ha sido señalada por el caso de La Gran Estafa, sino que también está relacionada con un contador del Cártel de Juárez, además de haber sido utilizada para transferir de México a Portugal a Diego Reyes como a Jesús Manuel ‘Tecatito’ Corona a Holanda. Bunge y la empresa fantasma negociaron una comisión de 8 millones de euros por estas dos operaciones.

La empresa, con un contrato por 207 millones 779 mil pesos, estuvo involucrada en septiembre de 2013 en la llamada Estafa Maestra. Cónclave debía equipar a los integrantes de las brigadas de la Cruzada Nacional contra el Hambre de la SEDESOL, sin embargo, cobró el dinero y nunca surtió lo prometido.

Rodolfo David Dávila Córdova, alias ‘El Cónsul’, fue el representante de la compañía fantasma en dicha operación. El hombre estuvo ocho años antes en la cárcel por ser acusado de ser el operador financiero del Cártel de Juárez.

Dávila Córdova fue capturado el 26 de octubre de 2005 con cuatro cajas repletas con 740 mil dólares en billetes de 20 dólares, de acuerdo con la Averiguación Previa AP/PGR/SIEDO/OEIOCS/295/2005.

En el 2016 salió a la luz que Bunge utilizó Cónclave para trasladar a Reyes y Corona al futbol europeo. Córdova fue el apoderado y representante de la empresa.

Bunge firmó como representante de Cónclave en el traspaso de Diego Reyes a Portugal el 12 de diciembre del 2012. El 26 de agosto del 2013 intervino con la misma compañía en la transferencia del ‘Tecatito’ al Club Twente de Holanda.

El 10 de abril de abril de 2017 Cónclave fue declarada como empresa fantasma por el Servicio de Administración Tributaria de México (SAT).

 

Las empresas a nombre de Diego Reyes

 

La transacción de Reyes al Porto se negocio en diciembre de 2012 y se concretó de manera oficial a mediados de 2013, con un valor de 9 millones de euros. Bunge y Cónclave cobraron una comisión de 1.2 millones de euros.

Gracias a la investigación denominada “Paradise Papers”, llevada a cabo por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), se pudo saber que un año después de que Reyes llegara a Portugal se abrieron dos empresas a su nombre en Malta. Su socio y administrador es Matías Bunge.

El exdefensor del América se convirtió en residente fiscal en Portugal desde al menos 2014, de acuerdo con las normas de la Unión Europea. Una de las empresas de Reyes, Nemo Limited, fue construida el 11 de junio del 2014. El futbolista aparece como socio mayoritario, con mil 485 acciones en su poder; su madre, Evangelina Rosales Gallardo, es la propietaria con 15 acciones más.

Matías Bunge Saravia aparece como director y representante legal de Nemo Limited.

Nemo Limited no es la única empresa de Reyes. El mismo día que creó esta última compañía, hizo una segunda ‘offshore’ en Malta a la que bautizó como Pelon Investments Limited cuya situación legal es “peculiar”.

El 97 por ciento del capital de Pelon Investments Limited (485 acciones) pertenecen a Nemo Limited. Una firma esconde a la otra. La restante participación, de 15 acciones, quedaron a nombre del propio defensa central de la Selección Mexicana de futbol.

Pelon Investments tiene un objeto más cercano a las actividades de ambos: explotar derechos de propiedad intelectual de cualquier tipo, particularmente los derechos asociados a los profesionales del deporte. Para el periodo fiscal de junio de 2014 a junio de 2015 reportó ingresos de 466 mil 666 euros. El dinero corresponde a “servicios profesionales” derivados “de la asignación y transferencia de derechos de imagen”, de acuerdo con las cuentas anuales que entregó a los Registros de Malta.

La empresa reportó gastos administrativos de 12 mil 931 euros  y beneficios antes de impuestos de 452 mil 486 euros. Por estas cantidades pagó 158 mil 898 euros de impuestos,  correspondientes a una tasa del 35 por ciento.

También, distribuyeron 269 mil 750 euros entre sus accionistas, es decir, con Nemo Limited. Esto quiere decir que se pagaron a sí mismos, según consta en los estados de cuenta revisados.

Por separado, los reportes de Nemo Limited en el mismo periodo fiscal reflejan “ingresos de inversión” por 415 mil euros y, esa cantidad, se refiere a su posición en Pelon Investments.

La diferencia entre el dinero obtenido entre ambas firmas, poco más de 145 mil euros, formó parte de la devolución de impuestos para los accionistas. De esta forma opera el fisco en Malta; el hecho de incluir una firma en “la panza de otra” arroja beneficios para los dueños.

Estos no son los únicos beneficios obtenidos de las operaciones.

Pelon Investments pagó originalmente 158 mil 898 euros de impuestos pero la mayoría de este dinero les fue devuelto por medio de Nemo Limited. El régimen fiscal de Malta permite la devolución del 100 por ciento de los impuestos pagados por una holding que tenga una subsidiaria.

En este supuesto se encuentran Diego Reyes y Matías Bunge, quienes han seguido de manera escrupulosa el guión que aconsejan los expertos en ahorro fiscal en Malta.

El caso de Héctor Herrera

Héctor Herrera estableció dos empresas offshore en Malta con el hijo del ex primer ministro británico, Tony Blair.

Matías Bungue en un principio fue representante del mediocampista, sin embargo, tras diferencias personales se separaron. Herrera no tenía a alguien que velara por sus intereses en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, fue ahí donde conoció a Nicholas John Blair, de apenas 30 años de edad, mejor conocido como Nicky Blair, hijo del ex primer ministro.

Blair fue el encargado de llevar a Herrera a la primera división del futbol portugués, ganando 10 por ciento de los 6.7 millones de euros que costó la transferencia del ex del Pachuca al FC Porto.

El éxito financiero llegó por partida doble para Herrera y Blair, lejos de Portugal y de México.

El 7 de febrero de 2014, ocho meses después que el ‘HH’ firmara el contrato, ambos fundaron la empresa Herrera Holdings Limited, dentro del paraíso fiscal de Malta.

La oficina de la compañía fue registrada en el nivel uno del Complejo LM, en la calle Mriehel en Birkirkara, Malta y se constituyó con una repartición de 2 mil acciones, con valor de un euro cada una. Sin embargo, la firma no tiene ni oficinas ni personal. Al igual que las compañías creadas para Diego Reyes, solo existen dentro de un archivero.

Herrera tenía en su poder mil 600 acciones, mientras que Blair contaba con las 400 restantes.

La empresa nació con el objeto de comprar, vender, invertir, administrar o manejar cualquier acción o valores de gobiernos, estados, municipios, autoridades públicas o privadas y empresas.

El mismo día, el futbolista constituyó Herrera Management Limited, en la que solo ha sido propietario de una acción. El resto de las mil 999 acciones forman parte del capital de Herrera Holding Limited. El director y representante legal fue Nicholas John Blair. Otra vez repitiendo el caso de una empresa dentro de otra.

Tanto Herrera Management Limited y Herrera Holdings Limited fueron constituídas el mismo día y tienen la misma dirección, de acuerdo con los documentos expuestos en los Paradise Papers y la estructura sigue exactamente el modelo utilizado por su compañero Diego Reyes para beneficiarse de la devolución casi integral de impuestos.

 

Comentarios

Comentarios