Víctima de la masacre de Las Vegas demanda a hotel Mandalay Bay

La estudiante universitaria de 21 años Paige Gasper de Wheatlan, California, es la primera víctima del tiroteo de Las Vegas en demandar a MGM Mandalay Corp.

De acuerdo con el documento de la corte, también se encuentran los nombres de la empresa organizadora de conciertos Live Nation Entertainment y de Stephen Paddock, quien disparó contra los asistentes del concierto.

Además, aparece la empresa Slide Fire Solutions LP, la cual fabrica aditamentos que hacen que un arma semiautomática dispare ráfagas.

La joven estaba en el festival de música y, luego de ser rescatada, pasó varios días en cuidado intensivo. Ahora se encuentra en su casa recuperándose, informó el medio local ABC15 Arizona.

Gasper resultó con heridas en el pecho, y ha sido intervenida quirúgicamente en varias ocasiones, indicó la cuenta de financiación colectiva Gofundme que se creó a su nombre.

La joven recibió heridas en el pecho y hasta este momento ha sido intervenida quirúrgicamente varias veces, indica la cuenta de financiación colectiva Gofundme creada a su nombre.

El abogado de Las Vegas Nathan Morris, cuya firma se especializa en daños personales y demandas colectivas, es uno de los representantes legales de Paige, quien está exigiendo una retribución de 15 mil dólares para cubrir los gastos de su hospitalización.

La demanda argumenta que MGM Resorts no vigiló de manera adecuada a las personas que ingresaban y salían del hotel, además de que no respondieron con la rapidez necesaria luego de los primeros disparos contra uno de sus guardias de seguridad.

Además, el hotel no detectó todas las armas que el tirador Stephen Paddock metió a su habitación, ni actuaron cuando rompió las ventanas.

Los abogados de la joven también cuestionan las discrepancias en la línea de tiempo de los disparos que reportó el MGM y la policía de Las Vegas, además de las acciones del guardia de seguridad y un error en los procedimientos de la cadena de mando.

La madre de Gasper, Heather Selken, indicó que la necesidad de mejorar los procesos de seguridad en los eventos fue una de las razones más grandes por las que se interpuso la demanda.

“Estamos seguros de que los cambios en la seguridad tienen que suceder para honrar esas vidas perdidas y aquellas que cambiaron para siempre”, declaró en una rueda de prensa. “Necesitamos saber que nuestra seguridad está considerada y protegida”.

La madre manifestó su gratitud a la comunidad de Las Vegas por el apoyo que su familia ha recibido luego del tiroteo.

Comentarios

Comentarios