AMLO promete enfrentar ideas de Trump

En un texto que aparece con su firma, este lunes en The Washington Post, el líder de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), aseguró que, de ganar la presidencia en 2018, tratará de persuadir al presidente de EU de que su política exterior es errónea y contraproducente.

López Obrador comienza su artículo asegurando que él y su Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), conformarán, si el resultado de las urnas les favorece el año próximo, un gobierno respetuoso frente a Estados Unidos que, no por ello, dejará de defender la soberanía mexicana.

Para lograrlo, dice, “libraremos una batalla de ideas ante quienes alientan el egoísmo, el rechazo de clase, las fobias y la discriminación en todas sus variantes”, escribe López Obrador, en alusión al actual inquilino de la Casa Blanca.

El tabasqueño asegura que Donald Trump ganó la elección de noviembre pasado porque recurrió a una campaña que exacerbó el descontento y la frustración de amplios sectores de la sociedad estadounidense, afectados por el desempleo, la pobreza y la ineficacia de las instituciones públicas.

Luego, agrega, Trump construyó enemigos imaginarios. México fue uno de ellos.

Con el objetivo único de llegar a la Casa Blanca a toda costa, Trump decidió vender a su electorado diagnósticos equivocados de la realidad estadounidense y, durante su campaña, fomentar el odio racial, la paranoia colectiva y un orgullo imperial, obsoleto en el mundo contemporáneo.

López Obrador recuerda que Trump, durante sus primeros 100 días de gobierno, ha sido incapaz de concretar algunas de sus más importantes promesas de campaña: fracasó en su plan de eliminar el sistema de salud de su antecesor, conocido como Obamacare; no ha podido sacar a EU del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y tampoco ha podido conseguir del Congreso de su país el presupuesto para construir su famoso muro fronterizo.

Y como no pudo concretar ninguna de esas iniciativas, Trump decidió “emprender la criminalización y persecución de los trabajadores migrantes”.

López Obrador agrega que desde el 9 de noviembre, un día después de la elección presidencial en EU, la relación binacional se tornó tortuosa porque la xenofobia y el racismo se volvieron política gubernamental por parte del vecino del norte. También, por la “pretensión abusiva y arbitraria” de Trump de obligar a México a pagar la cerca fronteriza.

Sobre los migrantes mexicanos en EU, dice que, en su mayoría, fueron expulsados de su país por los sociales generados en tres décadas de gobiernos neoliberales que destruyeron la industria nacional, la producción del campo y los sistemas de educación, seguridad y educación.

México, dice, debería detener la migración ofreciendo posibilidades de vida digna a sus ciudadanos, para que no se vayan. Para lograrlo se debe retomar el crecimiento económico, generar empleos y mejorar las condiciones de vida en general. Y, claro, para reducir la migración se debe reactivar la producción agrícola, impulsar a los sectores productivos y elevar los salarios.

“La liberación de los recursos presupuestales que esas tareas requieren implica un combate intransigente y frontal a la corrupción en las oficinas públicas, una práctica legal y moralmente intolerable en la que actualmente desaparecen cerca de 50 mil millones de dólares al año. Si invertimos esa suma en educación, salud, vivienda y reactivación económica en general, podremos dar un giro radical a la actual circunstancia nacional de descomposición, crisis y desesperanza”, concluye el texto.

 

Fuente: El Universal

Comentarios

Comentarios