Violencia le cuesta a mexicanos 2.12 billones de pesos anuales

El estado “menos pacífico del país en 2015″ fue Guerrero con 54 homicidios por cada 100 mil personas, la tasa de asesinatos más alta, seguido de Sinaloa y Morelos, reveló el Índice de Paz México (IPM) 2016 del Institute for Economics & Peace.

Por primera vez en cuatro años, en el 2015 la tasa de homicidios en México se incrementó 6.3 por ciento, llegó a casi 14 homicidios por cada 100 mil habitantes.

La entidad guerrerense “obtiene también mala calificación en delitos cometidos con armas de fuego, con el lugar 31 de 32 estados, estos se duplicaron en 2015” y en crímenes de la delincuencia organizada ocupó el lugar 29.

“Guerrero no sólo se ubica en último lugar en el IPM y tiene la tasa de homicidio más alta, también su nivel de Paz Positiva es el más bajo entre las entidades del país. El estado está rezagado en varios indicadores de desarrollo, lo cual genera mal desempeño en los indicadores distribución equitativa de los recursos, entorno empresarial sólido y altos niveles de capital humano”, señala el informe.

De acuerdo al Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el 2014 en Guerrero se registraron mil 514 homicidios dolosos y en el 2015 se contabilizaron 2 mil 016 crímenes, un repunte del 33 por ciento, a pesar del despliegue de fuerzas federales para asumir las tareas de seguridad y los diversos operativos.

Mientras que el estado Sinaloa tiene la segunda tasa más alta de homicidio y de delitos cometidos con armas de fuego del país. La tasa de crímenes relacionados con la delincuencia organizada se elevó en 2015 y la de homicidio registró un ligero repunte.

En el 2014 en Sinaloa se iniciaron 124 denuncias por el delito de extorsión, mientras que en 2015 la cifra llegó a 125, un alza del 8.8 por ciento.

Desde el 2008 Morelos se ha ubicado entre los 10 estados menos pacíficos y en el 2015 se colocó en el tercer lugar nacional. La tasa de homicidio aumentó de 2008 a 2010, al pasar de 8 a 31 homicidios por cada 100 mil habitantes, y en el 2015 disminuyó a 24.

En Morelos en el 2014 se perpetraron 452 homicidios dolosos y en el 2015 se registraron 516, lo que representa un aumento del 14 por ciento.

Los estados de Hidalgo y Yucatán son los estados más pacíficos de acuerdo a la medición.

El IPM señala que la información oficial es exacta, ya que “cuando se comparan las cifras de homicidios que tienen registradas las procuradurías estatales, con las actas de defunción, se calcula que el conteo de víctimas de homicidio está por debajo de la realidad por más de 20 por ciento en 11 estados del país”.

El impacto económico de la violencia de 2015 fue de 2.12 billones de pesos, equivalente al 13 por ciento del Producto Interno Bruto, alrededor de 17 mil 525 pesos por habitante, señala el IPM.

“El gasto del gobierno en contención de la violencia ha ido en aumento. Desde que la violencia comenzó a escalar en 2007, dicho gasto se ha incrementado a una tasa promedio de 12 por ciento anual. Esta tasa es mayor que el aumento promedio del gasto total del gobierno, que creció 9 por ciento en el mismo periodo”, expone.

El Institute for Economics & Peace considera que la corrupción y el débil estado de derecho están estrechamente vinculados con los niveles de violencia, “las entidades con los niveles más altos de violencia también muestran los mayores niveles de percepción de corrupción, en particular entre la policía”.

Comentarios

Comentarios