Esto fue lo más importante de la primera conferencia de prensa de Donald Trump

NEW YORK, NY - JANUARY 11: President-elect Donald Trump speaks at a news cenference at Trump Tower on January 11, 2017 in New York City. This is Trump's first official news conference since the November elections. (Photo by Spencer Platt/Getty Images)

En los 64 días que ha ostentado en el cargo de presidente electo de Estados Unidos, la comunicación pública de Donald Trump se había limitado a un par de reuniones con los medios de comunicación y ¡a tuitear como endemoniado! El pasado 23 de noviembre, el magnate se reunió con reporteros de The New York Times, publicación a la cual acusó de ser pro-Hillary Clinton durante su periodo como candidato. Además sostuvo un encuentro con un grupo de 25 ejecutivos y conductores de diversas cadenas televisivas, acusando directamente a las cadenas NBC y CNN por utilizar imágenes desfavorecedoras.

Finalmente, el pasado 3 de enero, el presidente electo de Estados Unidos llamó a los medios de comunicación a una conferencia de prensa en Nueva York aunque no especificó de qué se trataría. La fecha llegó enmarcada en el segundo día de audiencias del Senado para confirmar el gabinete de Trump, una noche después de que Barack Obama pronunciara su discurso de despedida en Chicago y unas horas después de que surgiera la versión de que los rusos tenían información comprometedora del político republicano.

Las primeras preguntas se centraron en la información que señala que el Kremlin tendría información personal y financiera que comprometería al futuro presidente norteamericano. Sean Spicer, vocero de Donald Trump, calificó el reportaje de BuzzFeed como “irresponsable” e “indignante”. Trump, en alguna parte de su discurso, aseguró que el portal era una “pila de basura” y que “sufrirán las consecuencias”.

Estas declaraciones se dieron apenas unos minutos después de que el político neoyorkino señalara que respeta la labor de los periodistas y unos momentos antes de que no le permitiera a un reportero de CNN por considerar que su medio da vuelo a las fake news.

Por la mañana el magnate había tuiteado (¡oh, sorpresa!) en contra de las agencias de inteligencia que publicaron la información, comparando este último golpe en su contra con la Alemania nazi.

Sobre su relación con Rusia

 

Donald Trump dijo que el hackeo durante el periodo de las elecciones presidenciales por parte de las autoridades rusas fue malo y que no debería haber sucedido, aunque la realidad es que otras naciones también hackean a los estadounidenses. A la vez que el presidente electo “condenaba” el hackeo, afirmó que si él le cae bien a Vladimir Putin, presidente de Rusia, lo considera beneficioso y “no una desventaja”. El magnate sentenció: “¿creen que Hillary sería más dura con Putin que yo? Déjenme en paz”. El empresario neoyorkino sostuvo que no tiene préstamos, negocios o pendientes con los rusos.

Sobre su posible conflicto de interés, el magnate indicó que sus dos hijos serán los encargados de seguir con sus negocios, aunque afirma que la cuestión solamente le importa a los reporteros y que, incluso, durante el fin de semana rechazó 4 billones de dólares en negocios en Dubai. En su discurso Trump dejó algunas frases para la posteridad como “seré el mayor productor de empleos que dios ha creado nunca” o “siempre les digo que sean muy cuidadosos en las habitaciones de los hoteles, porque puede haber cámaras”, en relación al escándalo de las golden showers.

¿Y qué va a pasar con el muro entre Estados Unidos y México?

El presidente electo Donald Trump aseguró que el muro va y que nuestro país lo va a terminar pagando. Que podría haber esperado año o año y medio de negociaciones con nuestros gobernantes, pero que no puede esperar para construirlo.

De acuerdo con el empresario neoyorkino, Estados Unidos pagará la construcción de la barrera fronteriza, pero México reembolsará ese dinero a través de impuestos o, más probablemente, con un pago por el costo del muro. Como ha sido su constante, Trump elogió al gobierno mexicano, al cual calificó de “muy bueno” y le restó responsabilidad de la inmigración. Aunque eso sí, dejó muy claro que países como el nuestro, China y Japón ya no se seguirán “aprovechando” de su nación.

Al parecer alguien tendrá que tomar cursos intensivos porque su durísima chamba empezará el próximo 20 de enero con estas nuevas noticias a cuestas (ojalá y para entonces ya haya aprendido).

 

Fuente: Sopitas

Comentarios

Comentarios