Futuro de Estados Unidos no depende de quién gane las elecciones: Barack Obama

Barack Obama ofreció este martes su discurso de despedida como presidente de Estados Unidos al regresar a Chicago, donde recordó a los estadounidenses que no deben perder la fe en el futuro de su país a pesar de la inquietud generalizada en torno al próximo presidente.

Ante miles de personas en el centro de convenciones McCormick Place, Obama aprovechó este mensaje como su última oportunidad de definir el significado de su presidencia.

Es una conclusión apta de una lucha política que comenzó ocho años atrás. Fue allí, en Chicago, en el 2008, cuando Obama dio su discurso triunfal al ser elegido como la primera persona de raza negra en ocupar el máximo cargo del país.

Ante miles de personas en el centro de convenciones McCormick Place, Obama aprovechó este mensaje como su última oportunidad de definir el significado de su presidencia.

Es una conclusión apta de una lucha política que comenzó ocho años atrás. Fue allí, en Chicago, en el 2008, cuando Obama dio su discurso triunfal al ser elegido como la primera persona de raza negra en ocupar el máximo cargo del país.

“Michelle y yo hemos estado tan impactados por todos los buenos deseos en las últimas semanas, así que esta es mi oportunidad para decir gracias. Ya sea que no nos hayamos visto, mis conversaciones con ustedes, el pueblo estadounidense, en granjas, pueblos, ciudades, restaurantes y en sitios lejanos, me han mantenido honesto, inspirado y me han permitido seguir. Cada día he aprendido de ustedes; ustedes me hicieron un mejor presidente y me hicieron un mejor hombre”, señaló.

“Aquí (en Chicago) aprendí que el cambio solo ocurre cuando las personas se involucran; se unen para hacerlo. Tras ocho años como presidente, todavía lo creo, y sé que no solo es mi creencia, sino que es el pulso de la idea de Estados Unidos; del valiente experimento que es nuestro gobierno. Es la convicción de que todos somos iguales, que estamos dotados de ciertos derechos inalienables como la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”, señaló Obama.

“Nosotros, el pueblo, a través del instrumento de la democracia, podemos hacer una unión más perfecta. Qué unión más perfecta que aquello que nos dejaron nuestros padres fundadores: la unión que deja nuestro esfuerzo y la creatividad por estar juntos para conseguir un bien mayor”.

“Durante 240 años el llamado de nuestra unión a la ciudadanía ha traído prosperidad a cada generación, en la búsqueda de la libertad. Es lo que hace que los migrantes llegaran a nuestro país, y nuestra organización también le dio a nuestra gente la oportunidad de organizarse. Y por qué los hombres y mujeres como Selma, estaban preparadas para dar su vida también.”

“Esto es lo que queremos decir cuando decimos que Estados Unidos es excepcional; en nuestra capacidad para cambiar está nuestra fuerza. Sí, nuestro progreso no ha sido parejo, el trabajo de la democracia es difícil, contencioso y a veces sangriento. Por cada dos pasos adelante, a menudo se siente que damos un paso atrás. Pero Estados Unidos se ha definido por un movimiento hacia adelante; ampliando nuestro credo para acoger a todos y no solo a algunos”

“Si yo les hubiera dicho hace años que Estados unidos iba a revertir la recesión y desencadenar el trecho más largo de generación de empleos de nuestra historia; si yo les hubiera dicho que íbamos a abrir un nuevo capítulo con el pueblo cubano; cerrar el acuerdo nuclear iraní sin disparar un tiro, y abatir al autor de los ataques del 11 de septiembre, si les hubiera dicho que aprobamos el matrimonio igualitario y aseguramos el derecho a la salud de 20 millones de ciudadanos, si yo les hubiera dicho todo eso, seguramente hubieran dicho que estábamos estableciendo metas muy altas. Pero eso es lo que hicimos; esto es lo que ustedes hicieron. Ustedes fueron el cambio. Hoy Estados Unidos es un lugar mejor, un lugar más fuerte mejor que cuando empezamos.

En diez días, el mundo será destino de un nuevo trazo de la democracia. La transición pacífica del poder de un pueblo elegido libremente a otro. Me comprometí con el presidente electo que mi gobierno facilitaría la transición más fácil tal como lo hizo el presidente Bush conmigo.

Depende de nosotros que nuestro gobierno pueda cumplir los múltiples desafíos que nuestro país enfrenta.

Como tarea pendiente, señaló que Estados Unidos es la nación más poderosa y respetada de la Tierra. “Nuestra salud, nuestro impulso y nuestro ímpetu nos señalan que el pueblo debe ser nuestro, pero ese potencial solo se llevará a cabo si nuestra democracia funciona; solo si nuestra política refleja la esencia del pueblo”:

Recordó que el terrorismo está probando nuestra democracia. Y cómo enfrentemos y desarrollamos nuestra democracia ayudará a determinar nuestro futuro. Nuestra democracia no funcionará sin el sentido de que todos tienen una oportunidad económica, y hoy estamos creciendo, y la pobreza está bajando otra vez.

Si alguien puede sacar un plan que sea mejor que las mejoras que hemos hecho al sistema de salud, públicamente lo respaldaré. Porque, después de todo, por es que servimos; no para conseguir puntos, sino para mejorar las vidas de las personas, pero, pese a todo el avance que hemos hecho, sabemos que no es suficiente.

Nuestra economía no crece rápido cuando algunos prosperan a través de la clase media. La desigualdad también socavan nuestros principios democráticas.

La próxima horda de problemas no vendrá del extranjero, vendrá de cómo podamos forjar un nuevo contrato social para darles a los trabajadores el poder formar sindicatos para mejores salarios; para reunificar el tejido social y hacer más reformas al código impositivo para que las personas no olviden sus obligaciones con el país y logren que todo siga siendo posible.

Comentarios

Comentarios