Acusan diputados a auditor de Chihuahua de ser cómplice de abusos y saqueos en gobierno de Duarte

El presidente de la Comisión de Fiscalización en el Congreso del Estado, Jorge Soto Prieto, denunció al titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), Jesús Manuel Esparza Flores, por encubrir a funcionarios del gobierno de César Horacio Duarte Jáquez con el recorte de Informes Técnicos Resultados que ocultan el desvío o mal uso de alrededor de mil millones de pesos, sólo en algunos entes públicos y “un par” de municipios analizados hasta ahora.

Soto acusó que el auditor, quien es identificado como colaborador cercano y paisano de Duarte, fue omiso y cómplice de funcionarios del sexenio anterior, al recortar los informes enviados al Congreso, cuyas acciones implican responsabilidades administrativas y penales.

“No hemos revisado todos los entes ni todos los municipios”, acotó el legislador panista, que preside la comisión integrada por cuatro fuerzas políticas: PAN, PRI, PRD y Morena.

La presidenta del Congreso, Blanca Gámez Gutiérrez, informó que recibió la denuncia de mil fojas, el pasado 19 de diciembre y dijo que la presidencia tiene la facultad para inhabilitar al funcionario y en su caso, denunciar por la vía penal, por lo que en enero podrían dar a conocer la resolución.

“Que el auditor superior haya sido incompetente y omiso, es lo suficientemente grave para que no esté en su cargo, fue cómplice de actos de corrupción”, señaló Soto Pieto anoche en tribuna, luego de alrededor de 7 horas de sesión.

La denuncia la integran tres actas circunstanciadas y testimonios de tres empleados de la ASE que colaboraron con los legisladores para evidenciar responsabilidades graves, así como 23 pruebas documentales que implican directamente que el auditor ocultó y manipuló información relevante.

Además, presentaron el acta con testimoniales que llevaron ante notario, en donde detallan cómo los tres empleados hicieron los informes originales de los entes públicos y el auditor los recortó, los manipuló y los acomodó de forma distinta.

“Las pruebas demuestran que el auditor con plena conciencia ha sido encubridor y cómplice de actos, abusos y saqueos. El auditor ha manipulado información, ha sido un colaborador clave y activo de la impunidad (…) el radiólogo está fotoshopeando las radiografías que envía al Congreso, por lo que probablemente puede haber denuncias penales contra el auditor y funcionarios que encubrió”, agregó.

Soto explicó que les pareció sospechoso que el desfalco conocido públicamente por el exgobernador Duarte, no se veía reflejado en las auditorías efectuadas durante su sexenio, por lo que decidieron ahondar en esa situación.

“El auditor tiene autonomía técnica, pero si de la investigación salen otros responsables, eso lo determinará la presidencia del Congreso, porque es la encargada de llevar el procedimiento administrativo”, agregó y dijo que por ahora no puede dar a conocer los entes públicos en los que detectaron irregularidades, debido a que se encuentran en proceso de investigación.

“Estoy seguro que al hacer pública la denuncia, nos llegará más información. Nos ha llegado mucha desde el 1 de octubre, ahora se animaron tres empleados de la Auditoría que presentaron casos de corrupción evidentes. Es el principio de cosas muy buenas para Chihuahua y que empiecen a pagar las deudas con la sociedad quienes han saqueado y han abusado de sus puestos, que no se han tocado el corazón para quedarse con los impuestos que pertenecen a los chihuahuenses”, agregó.

El panista dijo que de encontrar responsabilidades penales, Esparza Flores puede alcanzar de 2 a 7 años de prisión, de acuerdo con el Código Penal del Estado de Chihuahua.

Comentarios

Comentarios