Cual es el papel de El Chapo en las elecciones de Chihuahua?

eqwe

Desde su llegada el pasado 7 de mayo, un importante dispositivo de seguridad conformado por militares del Ejército Mexicano, efectivos de la Marina, así como Policías Federales y Estatales resguardan el Valle de Juárez, en medio de lo que serán las próximas elecciones.

El argumento del gobierno federal fue que su reubicación del Altiplano a Ciudad Juárez se dio “por razones de seguridad”; posteriormente la Secretaría de Relaciones Exteriores notificó que se concedía la extradición internacional al gobierno de Estados Unidos.

A seis días de su arribo a la frontera, 81 reos del penal donde se encuentra el Chapo fueron trasladados al Aeropuerto Internacional de Toluca, en el Estado de México, de donde serían enviados a diferentes prisiones federales.

Dentro de la prisión se divide el control entre los internos, y se cree que el 50 por ciento de los presos que pertenecen a las pandillas de los Mexicles y Artistas Asesinos apoyan y cuidan de Guzmán Loera. Sin embargo, la otra mitad pertenece a Los Aztecas, quienes trabajan para La Línea, el grupo armado del cártel de Juárez.

Este lunes se presentó un presunto apagón de energía en el área de la entrada al Cefereso 9 que alertó a las fuerzas federales y estatales, sin embargo las autoridades penitenciarias no informaron el motivo que originó el desperfecto. Aun así, el corte de energía obligó a que las autoridades penitenciarias contrataran los servicios de una empresa especializada para resolver el problema de manera urgente.

Empleados de una empresa externa, escoltados por agentes de la Policía Federal y de la Secretaria de la Defensa Nacional, arreglaron parte del alambre eléctrico que se encuentra en la zona, a escasos metros de la carretera Panamericana Chihuahua – Ciudad Juárez.

Aunque es competencia a nivel federal, el fiscal de Chihuahua, Jorge González Nicolás, informó que se ha incrementado el patrullaje y la vigilancia por parte de las autoridades, a fin de no correr riesgos.

“Estamos dispuestos a enfrentar lo que venga, significa una enorme responsabilidad. El Chapo nos tiene alerta y ocupados, y su cártel tiene presencia en Juárez, por eso necesitamos reforzar la seguridad”, dijo.

Tras las dos fugas del líder del cartel de Sinaloa, la última el 11 de julio de 2015 cuando permaneció 182 días prófugo, cualquier actividad irregular es atendida de forma inmediata.

Entre 5 mil y 6 mil homicidios ocurridos en Chihuahua se le han adjudicado al cártel de Sinaloa. En su peor momento, de 2008 a 2010, la crisis de inseguridad y violencia en el estado de Chihuahua —y particularmente en Juárez— registró entre 12 mil y 14 mil homicidios.

De estos, el 82 por ciento se le atribuye a la delincuencia organizada y en específico a la guerra entre el cártel de Sinaloa y el cártel de Juárez, que el fiscal denominó como “una lucha encarnizada por la gran disputa por la plaza”.

Ciudad Juárez es una plaza controlada por los cárteles antagónicos. Por un lado, el cártel de Sinaloa tiene mayor presencia a las afueras de la ciudad y alrededores del Valle de Juárez, mientras que La Línea, el brazo armado del cártel de Juárez, controla el centro de la ciudad.

En el resto del estado, la sierra norte, desde el municipio de Nuevo Casas Grandes hasta Buenaventura y Madera, es controlada por La Línea, mientras que la parte sur del estado la dirige el cártel de Sinaloa.

De acuerdo con el fiscal, en 2008 se incrementó la violencia, derivado del auge y penetración del cártel de Sinaloa en el estado. La situación generó que en 2010 Los Zetas se aliaran con el cartel de Juárez para atacar al bando de Sinaloa en Chihuahua.

En 2010, el promedio de homicidios por día en Ciudad Juárez era de 11 personas, pero se llegaron a contabilizar hasta 35. Y aunque el 2014 fue el año más sangriento para los estados de Guerrero, Tamaulipas y Michoacán, las tres entidades juntas ni siquiera empatan con el número de muertos en Chihuahua en el 2010, que fue de al menos 7 mil ejecuciones.

El próximo 5 junio Chihuahua elegirá a su próximo gobernador, 67 alcaldes, diputados y síndicos. En medio de esto, algunos candidatos señalan que la presencia del Chapo es un distractor electorero.

“Es un distractor de las campañas, porque el candidato oficial del PRI no está dando el ancho y se les está empezando a desinflar”, señaló el candidato independiente a la gubernatura de Chihuahua, José Luis Chacho Barraza.

Para Javier Corral, candidato a gobernador por el PAN, es simplemente una concesión del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

“Lo han venido a trasladar a un penal light para que este tenga oportunidad de prepararse y dejar arreglados algunos de los asuntos que tiene que dejar arreglados un narcotraficante cuando va a ser extraditado. Es también quitarle atención nacional al tema del Chapo, desconcentrándolo de la capital del país, en una plaza de él que es Ciudad Juárez”, opinó.

En unas elecciones que compiten contra la delincuencia organizada, el candidato a gobernador por Morena, Javier Félix, se ha enfrentado a retos y dificultades.

“En el poblado serrano de Creel, a unos compañeros que estaban poniendo un espectacular de Morena, los arrinconaron unas camionetas con gente armada, cuernos de chivo y les apuntaron. Los voluntarios respondieron que solo colocaban propaganda. Les exigieron que no montaran nada y se fueran porque el PRI nomás hace campaña ahí.

“En Villa Coronado un candidato a presidente municipal nuestro lo corrieron de la presidencia municipal porque representa a Morena”, subrayó.

A nivel municipal, este lunes fue localizada una cabeza humana dentro de una bolsa de plástico en Placita de Arriba, en Zaragoza, al norte del estado.

Aunque los medios locales afirmaron que se trataba de una amenaza al candidato independiente a la alcaldía de Ciudad Juárez, Armando Cabada, la Secretaría de Seguridad Pública desmintió que existiera un narcomensaje en el hallazgo.

A juicio del fiscal, actualmente se vive una violencia como la del 2007, por lo que aún no se gana la batalla, y de no intensificar la vigilancia podría haber un repunte de la violencia en las próximas tres semanas.

“La seguridad no está resuelta. Aquel candidato que piense que hemos combatido la violencia está muy equivocado. El próximo gobernador deberá seguir el esquema de seguridad que ha logrado combatir a los cárteles de la droga en los últimos seis años”, aseguró González Nicolás.

Con la presencia del Chapo y la violencia relacionada con el narcotráfico que aún persiste en el estado, este domingo los candidatos cierran sus campañas con eventos masivos y artistas gruperos invitados. Con una deuda que la entidad arrastra por 46 mil millones de pesos, el reto de es vencer el temor, la apatía y el abstencionismo de más de un 50 por ciento de los votantes, derivado de la corrupción que ha imperado en las últimas administraciones.

Información de Vanguardia se utilizo para la realización de esta nota 

Comentarios

Comentarios