‘Agradecemos a AMLO por liberación de Ovidio’… Cártel de Sinaloa ofrece disculpas al pueblo de Culiacán por balaceras

A través de un escrito distribuido en redes sociales, el Cártel de Sinaloa pide disculpas a los ciudadanos por lo acontecido el jueves de la semana pasada en Culiacán, Sinaloa.

En el comunicado explican que ellos «sólo pretendían rescatar a su líder Ovidio Guzmán López, hijo del “Chapo” Guzmán».

“Una vez que liberaron a nuestro líder Ovidio Guzmán López nos retiramos, replegamos y evitemos confrontaciones… protegemos al pueblo, trabajamos con la sociedad de Sinaloa”, afirma el comunicado que habría sido firmado por el Cártel de Sinaloa.

El Cartel de Sinaloa, según el comunicado, afirma que la organización nunca atentó contra la integridad de ningún ciudadano ajeno a los acontecimientos.

«Hemos aprendido a convivir con nuestra gente, las protegemos hasta donde sea posible cualquier enfrentamiento con las autoridades federales y locales».

Por último, la organización fundada por Joaquín «El Chapo» Guzmán, llama a las autoridades a que asuman su responsabilidad como ellos han asumido la suya.

«Agradecemos al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que haya ordenado la liberación de Ovidio Guzmán López y le invitamos a que reconsidere mantener en sus puestos a quienes de manera irresponsable causaron estos hechos y pusieron en peligro la vida de gente inocente. Nuestros respetos para la ciudad de Culiacán».

Hasta el momento se desconoce el origen del documento y si se trata de un llamado real.

El Hecho

AMLO cede y libera al hijo del «Chapo» Guzmán; el narco manda: Desatan delincuentes terror en Culiacán

 A tres meses de que el Chapo fue sentenciado a cadena perpetua en Estados Unidos, el Cártel de Sinaloa demostró ayer que sigue teniendo el control al sembrar el terror en Culiacán y conseguir que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador cediera y liberara a Ovidio Guzmán Loera, hijo de Joaquín Guzmán, que había sido capturado horas antes.

Tras la detención de Guzmán López, apodado el “Ratón”, decenas de integrantes de la delincuencia organizada bloquearon calles y carreteras, incendiaron vehículos e iniciaron balaceras en por lo menos 11 puntos de la ciudad aterrorizando a la población culiche durante cuatro horas. Después de las agresiones se reportaron 21 heridos, pero no se informó si hubo muertos.

Horas después del caos y el terror en Culiacán, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo Montaño, informó que ante los hechos violentos de los seguidores de Guzmán López, el Ejército suspendió las acciones operativas.

“Con el propósito de salvaguardar el bien superior, la integridad y la tranquilidad de los habitantes de Culiacán, el gabinete de seguridad determinó suspender las acciones operativas con los elementos militares, y trasladarse a Culiacán para conducir las acciones correspondientes”, indicó en un mensaje videograbado.

Durazo Montaño informó que alrededor de las 15:30 horas, una patrulla integrada por 30 guardias nacionales y militares realizaba un patrullaje en el fraccionamiento Tres Ríos, en la capital sinaloense, cuando fueron agredidos desde una vivienda, sin embargo, en videos difundidos en redes sociales se observó que los elementos policiacos participaban en un operativo.

Acompañado de los secretarios de la Defensa Nacional, Luis Crecencio Sandoval; de Marina, José Rafael Ojeda Durán; del titular de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio; y del director del Centro Nacional de Inteligencia, Audomaro Martínez, Durazo señaló que los elementos federales repelieron la agresión y tomaron control de la vivienda en la que localizaron en su interior a cuatro ocupantes, entre ellas Guzmán López, presunto integrante del Cártel de Sinaloa.

Lo anterior, dijo el mando, generó que varios  integrantes de la delincuencia organizada rodearan el inmueble con una fuerza mayor a la de la patrulla. “Asimismo, otros grupos que realizaron acciones violentas en contra de la ciudadanía en diversos puntos de la ciudad generando una situación de pánico”, indicó.

Las alertas sobre disparos empezaron a circular en redes sociales hacia las 15:30 hora local (16:30 hora del centro de México) y pronto se generalizaron.

En redes sociales se compartieron videos en los que se observaba a familias tratando de protegerse de las ráfagas de armas de fuego detrás de las camionetas, o huyendo de las zonas de disparos, mientras circulaban vehículos de todo tipo con hombres armados con armas largas.

En una imagen se veían dos hombres fuertemente armados, uno de ellos con un fusil Barret calibre .50, también conocido como “matapolicías”, a bordo de la caja de un camión de redilas. 

Ante violencia del narco, liberan a hijo de ‘El Chapo’

CULIACÁN, SIN.- Este jueves, en cuestión de horas Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue detenido y liberado en Culiacán por el Ejército y la Guardia Nacional, lo que desató horas de violencia y pánico en la capital de Sinaloa. 

Por la noche, el Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, informó a Reuters que “tomaron la decisión de retirarse de la casa [donde tenían detenido al presunto narco] sin Guzmán para tratar de evitar más violencia en la zona y preservar la vida de nuestro personal y recuperar la calma en la ciudad”.

EL CAOS

Las alertas sobre disparos empezaron a circular en redes sociales hacia las 15:30 hora local (16:30 hora del centro de México) y pronto se generalizaron. Se reportaron bloqueos y enfrentamientos en al menos 11 puntos de la ciudad.

En redes sociales se compartieron videos en los que se observaba a familias tratando de protegerse de las ráfagas de armas de fuego detrás de las camionetas, o huyendo de las zonas de disparos, mientras circulaban vehículos de todo tipo con hombres armados con armas largas.

En una imagen se veían dos hombres fuertemente armados, uno de ellos con un fusil Barret calibre 50, también conocido como “matapolicías”, en la caja de un camión de redilas. Durante horas corrieron diferentes versiones sobre la presunta detención de “un hijo del Chapo”, sin confirmación.

Se fugan 20 del penal. En medio del caos, veinte reos del penal de Culiacán se dieron a la fuga, confirmó Cristóbal Castañeda Camarillo, secretario de Seguridad Pública del Estado. Los reos evadidos, acompañados de hombres armados, detuvieron varios vehículos que circulaban por la zona del penal y se apropiaron de ellos para dirigirse hacia el centro de la ciudad.

Fue hasta las 20:28 horas cuando el secretario de Seguridad Pública y protección Ciudadana, Alfonso Durazo, ofreció información que sólo abonó a la confusión.

A través de un mensaje videograbado, Durazo indicó que alrededor de las 15:30 horas una patrulla integrada por 30 elementos de la Guardia Nacional  y militares realizaba un patrullaje en el fraccionamiento Tres Ríos, en la capital sinaloense, cuando fueron agredidos desde una vivienda.

Acompañado de los secretarios de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; Marina, José Rafael Ojeda Durán; el titular de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, y el director del Centro Nacional de Inteligencia, Audomaro Martínez, Durazo Montaño señaló que los elementos federales repelieron la agresión y tomaron control de la vivienda, en la que localizaron en su interior a cuatro ocupantes, entre los que se identificó a Ovidio Guzmán López, presunto integrante del Cártel de Sinaloa.

Lo anterior, dijo, generó que varios integrantes de la delincuencia organizada rodearan la vivienda “con una fuerza mayor a la de la patrulla”.

“Asimismo, otros grupos que realizaron acciones violentas en contra de la ciudadanía en diversos puntos de la ciudad generando una situación de pánico”, indicó.

Señaló que “con el propósito de salvaguardar el bien superior, la integridad y la tranquilidad de los habitantes de Culiacán, el gabinete de seguridad determinó suspender las acciones operativas con los elementos militares, y trasladarse a Culiacán para conducir las operaciones correspondientes”.

Una hora después Durazo confirmó a la agencia de noticias Reuters que “tomaron la decisión de retirarse de la casa sin Guzmán para tratar de evitar más violencia en la zona y preservar la vida de nuestro personal y recuperar la calma en la ciudad”.

Posteriormente, el secretario de Seguridad Púbica estatal reportó que la jornada de violencia dejó 21 heridos, sin dar más detalles.

CONDENAN LIBERACIÓN

Tras los tiroteos registrados en Culiacán, Sinaloa, políticos reaccionaron en Twitter. La senadora Xóchitl Gálvez escribió: “Gravísima y condenable la violencia en Culiacán. Mi solidaridad con las familias sinaloenses y con los elementos de las fuerzas armadas que resguardan con su vida la seguridad de la ciudad. Hago votos para que se restaure la paz y la tranquilidad en la zona”.

El expresidente Vicente Fox, escribió: “Se les avisa que por decreto presidencial a todos los criminales que están soltando balazos y sobrepasando a la autoridad en Culiacán que se les va a acusar con sus mamás y abuelitas para que dejen de asustar al pueblo, que vive feliz, feliz, feliz”.

En tanto, en Culiacán se escuchaban en la noche disparos pero en esta ocasión eran ráfagas al aire, en festejo por la liberación de Guzmán López.

‘¿Por qué están tirando tantos balazos?

“Papá, ¿ya nos podemos parar?”, pregunta de manera inocente una menor con uniforme escolar a su padre, que junto con su hermano, también menor de edad, permanecen afuera del auto esperando a que termine el enfrentamiento. 

El padre, con voz entrecortada, le responde: “No, no nos podemos parar, mi amor. Aquí quédense en el suelo”.

“¿Por qué en el suelo?”, insiste la menor de edad. Sin saber qué hacer, el padre decide huir y pide a sus hijos subirse de manera inmediata al coche de color gris. “Súbete, mi amor, súbete, porque están tirando balazos”, pide, para tranquilizar a sus hijos. 

“Papá, ¿por qué están tirando balazos?”, inquiere de nueva cuenta la menor.

“No sé, mi amor. Agáchense, váyanse en el suelo, aquí los dos”, dice a sus  hijos antes de finalizar la grabación y comenzar a manejar entre los disparos.

Este es tan solo uno de los testimonios de lo que ayer vivieron los habitantes de Culiacán: horas de caos y terror. Desde las 15:30 horas, cuando circularon las primeras alertas en redes sociales, y por más de cuatro horas se registraron tiroteos, persecuciones, bloqueos e incendios de vehículos en al menos 11  puntos de la capital de Sinaloa.

Desde hace 11 años, la capital del estado no padecía una sicosis y una ola de violencia como la del jueves. En mayo de 2008, tras el asesinato de Édgar Guzmán López, hijo de Joaquín “el Chapo” Guzmán, junto con uno de los sobrinos del capo, se desataron enfrentamientos en varios puntos de la ciudad.

ESCALA VIOLENCIA

En calles y avenidas de Tres Ríos, decenas de conductores que circulaban, tuvieron que bajarse de los autos y buscar refugio atrás de sus vehículos ante las ráfagas de las armas, sin saber que sucedía a su alrededor.

Peatones corrían por las avenidas en busca de refugio en comercios y casas particulares mientras hombres armados, algunos con rostros cubiertos, chalecos antibalas, armas largas —otros en camionetas de doble tracción, con fusiles Barret calibre 50— hicieron presencia por varios puntos de la ciudad.

La sicosis y la zozobra se extendieron hasta el centro de la ciudad, cuando hombres armados atravesaron una camioneta sobre la avenida Obregón en la confluencia con Niños Héroes, y dispararon contra policías estatales y militares que los enfrentaron.

En convoy, los miembros de los grupos delictivos instalaron trincheras móviles para distraer a las fuerzas de seguridad y al Ejército, hasta llevarlos a las afueras de la ciudad, donde tomaron una de las casetas de peaje. También incendiaron un autobús en la carretera México-Nogales, a la altura del poblado el Ranchito, en la salida sur.

En tanto, las líneas de autobuses suspendieron sus corridas a Culiacán ante las versiones de que grupos armados habían colocado barricadas en varios tramos de la carretera México-Nogales, tanto a la salida norte, como al sur de Culiacán. El clima de inseguridad y zozobra obligó a la Secretaría de Educación Pública y Cultura del Estado a decretar la suspensión de clases en todos los niveles y modalidades en la capital estatal para este viernes.

DATOS

6 muertos, al menos, se habrían reportado en estos hechos, cuatro en la vía pública y dos en el penal de Aguaruto.

21 heridos fue lo que reportó la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Sinaloa.

Fuente: Vanguardia

Comentarios

Comentarios