No habrá más dinero pese a paros, reitera AMLO a universidades

Hagan lo que hagan, las universidades estatales no tendrán un incremento presupuestal el próximo año.

Trabajadores de 24 instituciones públicas de educación superior pararon labores ayer para exigir la entrega de recursos extraordinarios que ayuden a garantizarles el pago de salarios y prestaciones de fin de año, además de un incremento en los recursos federales para 2020.

Enrique Levet, secretario general de la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (Contu), adelantó a Excélsior que mañana realizarán una protesta frente a la Cámara de Diputados para hacer presión.

Sin embargo, para el presidente Andrés Manuel López Obrador, aunque las universidades paren al país, su gobierno no cederá a chantajes y pidió transparentar el dinero que reciben.

«No se puede (darles más recursos) más que lo que significa la inflación. Ésos son grupos de presión y así ya no es la cosa. Todos estamos obligados a actuar con austeridad”, dijo en conferencia.

“NO CEDERÉ ANTE CHANTAJES”

Ante los paros de labores que iniciaron trabajadores de 24 universidades del país y la exigencia de 17 mil 230 millones de pesos solicitados para esas casas de estudio, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que su administración no cederá a presiones.

En rueda de prensa, el titular del Ejecutivo sostuvo que las universidades tendrán presupuestos actualizados con base en la inflación, pero no recibirán recursos extraordinarios.

«No se puede, más que lo que significa la inflación, el incremento inflacionario. Y tenemos que actuar así porque tiene que haber orden administrativo. Y si no se tiene la razón, aunque se pare el país, porque, si no, vamos a estar a expensas de chantajes y nunca van a cambiar las cosas”, sentenció López Obrador.

Insistió en que todas las universidades públicas tendrán de parte del gobierno federal recursos actualizados con base en la inflación de este año, y comentó que muchas de las deudas de las que exigen el pago corresponden a los gobiernos estatales.

El Presidente de la República reiteró que la política de austeridad debe ser observada también por las universidades, y llamó a no chantajear al gobierno con movimientos a nivel nacional.

Ésos son grupos de presión y así ya no es la cosa, ya se cambió. Hay que revisar nada más cuánto es el presupuesto de cada universidad, cuánto fue lo que recibieron para este año, cuánto se está estimando que van a recibir el año próximo, y todos, además, estamos obligados a actuar con austeridad”, reiteró el jefe del Ejecutivo federal.

La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior exigió el pago de 17 mil 230 millones de pesos para que sus agremiados puedan cumplir con compromisos de pagos de nóminas y de operación.

Ayer, 24 universidades estatales efectuaron un paro de labores para exigir a la Cámara de Diputados que se presupuesten recursos extraordinarios a sus casas de estudio para el próximo año.

CONFÍAN EN QUE LIBEREN RECURSOS EXTRA

El secretario general de  Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (Contu), Enrique Levet, informó que, ayer, 24 instituciones de educación superior realizaron un paro de labores, en medio de la crisis financiera  que enfrentan nueve universidades públicas estatales que no cuentan con los recursos necesarios para pagar salarios y prestaciones a su personal, en la recta final del año.

En entrevista con Excélsior, Levet destacó que hay un diálogo “abierto y franco” con las autoridades sobre la problemática financiera de las universidades estatales, por lo que confió en que, en los próximos días, se dé la liberación de fondos extraordinarios para el pago a los trabajadores de estas instituciones de educación superior. 

«Yo tengo toda la confianza en que el problema que tienen las universidades para cerrar el año quede resuelto, me parece que será un tema que estará subsanado”, dijo.

Respecto a la exigencia de un incremento para la educación superior en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, adelantó que mañana, junto con la Federación Nacional de Sindicatos Universitarios, la Contu protestará afuera de la Cámara de Diputados.

Lamentamos tener que parar las actividades en las universidades, no es nuestro interés afectar a alumnos, pero pretendemos que se respeten los derechos labores”, comentó.

A mediados de este año, la Contu advirtió que una decena de universidades en crisis podrían dejar de pagar los salarios de más de 60 mil trabajadores, y que tendrían que enfrentar dicha situación sin el apoyo de los fondos extraordinarios que cada año se les destinaban para hacer frente a sus problemas estructurales.

En este momento las universidades en crisis financiera son: la Universidad Autónoma de Nayarit; la Michoacana de San Nicolás de Hidalgo; la Autónoma de Zacatecas, y la Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, así como las universidades de Tabasco, Guerrero, Estado de México, Sinaloa y Chiapas.

TRABAJAN BAJO PROTESTA

Mientras que en escuelas como la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH), la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) y la Universidad Veracruzana (UV) se unieron al paro convocado a nivel nacional para demandar recursos extraordinarios para instituciones de educación superior públicas, otros planteles escolares no pararon labores, pero protestaron durante su horario de trabajo.

Luego de encabezar un mitin relámpago a la entrada de la casa de estudios, el secretario general del Sindicato del Personal  Académico de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (SPAUABCS), Eduardo Juárez León, afirmó que laboraron bajo protesta.

En tanto, en Coahuila, docentes agremiados al Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Coahuila (STUAC) efectuaron movilizaciones en varios municipios de la entidad, entre ellos Saltillo y Torreón, sin embargo, no suspendieron las clases.

La Universidad de Guanajuato (UG) se unió al paro nacional en contra de los recortes programados a todas las universidades del país. Sin embargo, la manifestación fue simbólica, ya que solamente duró dos horas.

Otros estados en donde se registraron paros fueron Chiapas, Baja California, Oaxaca, Michoacán, Morelos, Nayarit, Hidalgo y Guerrero.

Fuente: Excélsior

Comentarios

Comentarios