Rosario Robles dice ser una rehén política

A través de una carta dirigida a la opinión pública, Rosario Robles aseguró que nuevamente no fue notificada de las actualizaciones de su caso sino que se enteró de su inhabilitación por parte de la Secretaría de la Función Pública (SFP) a través de medios de comunicación.

La exsecretaria de Sedesol aseguró que la SFP aduce que mintió en su declaración patrimonial y que de “manera tramposa” evade informar detalles de las cuentas bancarias que, ella asegura, supuestamente no declaró.

Aclaró que las cuentas a las que se refiere la SFP son un préstamo bancario de 2012 que saldó con Bancomer por 180 mil pesos, así como una cuenta de nómina que tenía con Santander y que nunca utilizó por lo que el saldo de la misma, 2 mil 800 pesos, fueron transferidos a la cuenta concentradora de dicho banco.

En la carta aseguró que le parece “un contraste” que ella tenga una sanción por estos movimientos y cuestionó que no haya problema en que un funcionario del gabinete actual no declarara propiedades por millones de pesos.

“Ahí sí hay justificación. Para los amigos gracia. Es evidente”, dijo.

Acusó directamente al juez Delgadillo Padierna de haberle declarado prisión preventiva por un delito no grave basándose en una identificación falsa que ni siquiera habría sido mostrada.

“Han recurrido a múltiples artimañas para mantenerme de rehén violando mi presunción de inocencia y el debido proceso. Nunca se tomó en cuenta que me presenté voluntariamente al citatorio judicial aún cuando muchos amigos, amigas, y familiares me aconsejaron no lo hiciera porque seguramente se trataba de una ‘trampa’. Lo fue”, reveló.

Robles dijo que su caso es una confabulación de las instituciones del Estado Mexicano a las que acuso de haber violentado la legalidad pues “a pesar de todos sus intentos no han podido demostrar que yo tenga un peso que no sea producto de mi trabajo”, indicó.

La misiva incluye una serie de cuestionamientos acerca de su situación en donde apela a la actuación de las autoridades y en concreto del juez Delgadillo Padierna.

Robles se dirigió, nuevamente, al presidente López Obrador, pidiéndole que los funcionarios de su gobierno no actúen con saña contra ella.

“Lo único que exijo es un juicio justo. En lugar de eso me enfrento a una ofensiva por parte de funcionarios de su gobierno. ¿Por qué esa saña?”, cuestiona al mandatario.

Comentarios

Comentarios