Gobierno espera una economía más ‘feliz, feliz’ para 2020

El gobierno mejoró sus expectativas macroeconómicas para 2020, al estimar un mayor crecimiento del PIB y una inflación que esté de vuelta en la meta objetivo del banco central.

Forbes.- El gobierno mejoró sus expectativas macroeconómicas para 2020, de acuerdo con el Paquete Económico del próximo año, al estimar un mayor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) y una inflación que esté de vuelta en la meta objetivo del banco central.

De acuerdo con el documento que entregó esta tarde el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador prevé que la economía nacional crecerá en un rango de 1.5-2.5% en 2020, dato ligeramente mejor al previo, que era de 1.4-2.4%.


Asimismo, el pronostica que para el cierre del próximo año la inflación anual sea de 3.0%, igual a la proyectada por el Banco de México (Banxico) para el cuarto trimestre, como lo señaló en su reciente Informe Trimestral.

Hace unas semanas, el presidente de México señaló que el pueblo está “feliz, feliz, feliz”, ante los avances que ha logrado su administración en aspectos como salud, desarrollo social y otros aspectos.

Fuente: Paquete Económico 2020.

No obstante, también modificó a la baja algunas previsiones, como el precio para la mezcla mexicana de exportación. Para 2020 proyecta que el barril cueste 49 dólares, cifra menor a los 55 contemplados en los Precriterios Generales de Política Económica, divulgados en abril pasado.

La plataforma de producción se estima en 1.951 millones de barriles de petróleo diarios, ligeramente superior a los 1.916 previstos en abril pasado.

El gobierno también redujo su meta de superávit primario a un 0.7% del PIB desde un 1.0% para 2019, según el proyecto de presupuesto.

En lo que respecta al tipo de cambio, el documento estima que se de 20 pesos por dólar el próximo año, en línea con lo estimado previamente, y por encima de los 19.54 en los que opera actualmente en el mercado interbancario.

“Se estima que el fortalecimiento del mercado interno, la creación de empleos, el repunte del crédito y la inversión en infraestructura pública y privada generen un mayor dinamismo durante el año”, señaló Hacienda en un comunicado.

Para el 2019 se estima que el crecimiento del PIB se ubique entre 0.6 y 1.2%, señaló el documento, y anticipa que el crecimiento en la segunda parte del año se verá impulsado por un mayor gasto corriente y de inversión pública, por las acciones para impulsar la economía anunciadas en julio, y por mayores oportunidades de inversión por la expectativa de la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos de América y Canadá (TMEC) por parte de los congresos de estos últimos dos países.

“Asimismo, se espera que el consumo y las exportaciones no petroleras contribuyan a la recuperación de la actividad económica, éstas últimas impulsadas por el comercio con Estados Unidos, y que el relajamiento monetario a nivel internacional y la reducción en la tasa objetivo del Banco de México generen condiciones más favorables para el consumo de bienes duraderos y la inversión”.

Por otro lado, el gobierno realiza acciones para generar mayor certidumbre, entre las que se incluye la solución de las controversias para reiniciar la operación de los gasoductos detenidos, destaca en la “Iniciativa de Decreto por el que se expide la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2020”, que forma parte del Paquete Económico entregado esta tarde.

El presupuesto del próximo año contempla un gasto de 6.96 billones de pesos. Los ingresos se componen de 5.51 billones provenientes de ingresos presupuestales, y 584.4 mil millones de financiamiento.

Comentarios

Comentarios