Tirador de El Paso Texas confesó que iba por mexicanos

Patrick Crusius, hombre de 21 años acusado del tiroteo del sábado pasado en una tienda en El Paso, Texas, confesó que su objetivo era atacar a mexicanos.

Las autoridades informaron que tras rendirse, el sujeto hizo la confesión.

El detective Adrián García señaló en una declaración jurada de arresto obtenida por The Washington Post que Crusius salió de un vehículo detenido con las manos en alto y dijo a los policías: “Yo soy quien disparó”.

Detalló que el joven renunció a sus derechos Miranda y habló con los detectives, aceptando que el objetivo del ataque era contra los mexicanos.

Todo sospechoso en Estados Unidos goza de los derechos Miranda, es decir, comunicación que los agentes de policía en EE.UU. deben hacer a toda persona que haya sido arrestada y donde advierten que sus propias palabras podrían incriminarlo en los tribunales.

Las autoridades indicaron que el detenido ha cooperado y ha respondido a sus preguntas. Greg Allen, jefe de policía de El Paso, dijo que durante la detención parecía estar “en estado de conmoción y confusión”, pero que no mostró ningún remordimiento.

Según la declaración jurada de García, el tirador renunció a su derecho a un abogado y aceptó hablar, detallando que viajó desde Allen, Texas, con un rifle de asalto y varios cartuchos.

“El acusado declaró que una vez dentro de la tienda abrió fuego usando su AK-47 disparando a múltiples víctimas inocentes”, escribió García. El detective agregó que Crusius dijo que sus objetivos eran mexicanos.

Las autoridades creen que Crusius fue el autor de una declaración publicada en línea poco antes del ataque que denunció una “invasión hispana de Texas”. Funcionarios federales han calificado el ataque como terrorismo doméstico.

Con información de The Washington Post

Comentarios

Comentarios