El aspirante presidencial de EEUU Beto O’Rourke asistió a funeral de víctima en Ciudad Juárez

El ex congresista texano cruzó la frontera, visitó Ciudad Juárez y destacó que en la zona se encuentra la comunidad binacional más grande del hemisferio; criticó a quienes buscan dividir a la sociedad estadounidense con discursos racistas y de odio.

InfoBae.-El candidato a la presidencia de los Estados Unidos, el demócrata Robert «Beto» O’Rourke, atravesó la frontera entre Estados Unidos y México para asistir en Ciudad Juárez al funeral de una de las víctimas del tiroteo del pasado sábado en un Walmart en El Paso.

«El Paso y Ciudad Juárez forman la comunidad binacional más grande en el nuestro hemisferio –unidos, no divididos, por puentes como el que crucé–. Hoy, lloramos por las vidas que perdimos, pero hemos decidido que nunca nos va a separar el odio. Porque juntos somos mucho más fuertes que la suma de las partes», expresó.

«Le estamos rindiendo honor no sólo a los caídos de un lado de la frontera, sino a las pérdidas que sufrimos en ambas ciudades. La única manera de mostrar que somos tan unidas es cruzar aquí, es la mejor manera de demostrarlo, dando el ejemplo de lo que solemos hacer»,  agregó O’Rourke.

El fin de semana pasado, un hombre de 21 años abrió fuego en el Walmart de un centro comercial de El Paso y dejó 22 muertos hasta ahora, ocho de nacionalidad mexicana y 14 estadounidenses, además de decenas de heridos.

«Perdimos gente a los dos lados de la frontera, y en los dos lados estamos sufriendo, pero esta comunidad va a salir adelante y será el ejemplo para el resto de Estados Unidos«, reiteró.

«Ahora estamos enfocados en sanar, no en el odio, no en el racismo y ciertamente no pensamos en las multitudes que convocamos. Nuestra comunidad, y nuestro país, no serán definidos por la pequeñez del presidente Donald Trump, Nos definirá nuestro amor, nuestra compasión y nuestra resistencia», concluyó.

A pesar de que Trump ofreció mensajes conciliadores en El Paso, y tras visitar un hospital de Dayton, Ohio, donde muchas de las víctimas de otro ataque ocurrido el domingo eran atendidas, el mandatario estadounidense usó Twitter para criticar a líderes locales en el estado de Texas.

«Beto (nombre falso para indicar herencia hispana) O’Rourke, que está avergonzado de mi visita al Gran estado de Texas, donde lo ‘vencí’, está aún más avergonzado por obtener apenas un 1% en las encuestas de las elecciones primarias del Partido Demócrata», escribió.

«Debería respetar a las víctimas y a las autoridades ¡Y quedarse callado!«, completó Trump.

O’Rourke, un fuerte crítico de las políticas del presidente estadounidense, perdió en 2018 las elecciones para ser senador por Texas ante un rival del Partido Republicano. En estos días, el demócrata calificó al mandatario como «un racista» que no era bienvenido en El Paso.

O’Rourke, de 46 años, señaló que la familia que lo invitó al funeral le pidió no revelar el nombre de la víctima. Sin embargo, medios locales indicaron que asistió al último adiós de Iván Manzano, a donde llegó con un pequeño arreglo floral.

Manzano, de 41 años, era conocido por su entusiasmo para emprender proyectos y negocios en el área de mercadotecnia y ventas. Le sobrevivieron su esposa y dos niños de cinco y nueve años de edad.
Manzano, además de fundar sus empresas y estar en el negocio de la venta de equipo médico, de acuerdo con el Washington Post, también tuvo trabajos en Monterrey, México, y en Argentina, pero siempre volvía a su ciudad natal, en la frontera con Estados Unidos.

Esta no fue la primera vez que O’Rourke atraviesa la frontera, ya que según sus propias palabras suele hacerlo constantemente. A finales de junio, el ex congresista local de Texas visitó a demandantes de asilo que estaban en Juárez.

«Los más afectados son los que viajan miles de millas, con muchos peligros, tratando de escapar de la peor violencia y la opresión en sus países de origen», dijo en su momento,calificando de «crueles e inhumanas» las políticas migratorias del presidente Trump.
Durante su estancia en el lado mexicano de la frontera este jueves, O’Rourke tuvo tiempo de encontrarse con el gobernador del estado de Chihuahua, Javier Corral.


«Es un honor estar en Ciudad Juárez para darle mis condolencias al Gobernador Corral, al Alcalde (Héctor) Cabada, y a todos los que viven en la mitad mexicana de nuestra comunidad binacional. Hemos respondido al odio con amor, y nuestras comunidades están más fuertes y unidas que antes», señaló.

Comentarios

Comentarios