Temporada de calor genera conflictos y cambios de humor

El calor, la deshidratación y otros factores generan cambios en el estado ánimo de la gente, así como conflictos en el trabajo y el hogar, y por ello, la Secretaría de Salud exhorta a la población a que se mantenga hidratado y protegerse del calor intenso.

Ante las altas temperaturas que se registran en la ciudad, la Secretaría de Salud a través de la Jurisdicción Sanitaria II, recomienda mantenerse hidratado, y así, evitar se presenten cambios de humor derivados del calor.

La coordinadora de Salud Mental de la Jurisdicción Sanitaria II, Mariana Salcido Gándara, precisó que la homeostasis, es el conjunto de fenómenos de autorregulación, conducentes al mantenimiento de una relativa constancia en la composición y las propiedades del medio interno de un organismo, por ello, cuando las condiciones cambian, existen cambios en el estado de ánimo.

“Cualquier cambio en el entorno o en el organismo influye en la conducta, si no hay un equilibrio, eso va a afectar en la vida diaria, en tu comportamiento con los demás, si hay deshidratación, si estas expuesto al sol, a lo mejor eso va a influir a que estés irritable, enojado” comentó Salcido Gándara.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la temperatura normal del cuerpo en reposo oscila entre los 36 a los 37.5 ºC, la capacidad del organismo para mantener su temperatura es posible gracias a un sistema regido por el hipotálamo, que actúa equilibrando los mecanismos de producción y pérdida de calor.

Esto mediante el aumento de la frecuencia cardiaca, la dilatación de los vasos para incrementar el flujo sanguíneo de la piel y generar pérdida de calor al exterior por irradiación, el aumento de la frecuencia respiratoria (para incrementar la cantidad de calor que expulsamos por el aire) y, por supuesto, la sudoración, que ayuda al enfriamiento corporal.

Por ello, el calor intenso tiene un impacto negativo sobre el estado de ánimo ya que puede generar decaimiento, fatiga y al mismo tiempo irritabilidad.

Ante esta situación es importante que la ciudadanía se mantenga hidratada, utilizar ropa adecuada, protegerse del sol, tratar de mantener una buena actitud y ante signos o síntomas de alarma como: sed intensa, mareos, fatiga, dolor de cabeza, reducción de elasticidad en la piel ojos hundidos, mollera hundida en el caso de los bebés, así como un comportamiento inquieto o irritable, acudir a su centro de salud más cercano.

Comentarios

Comentarios