‘La Naranja Mecánica’ tiene segunda parte; descubren manuscrito del creador

Un manuscrito con la continuación de La naranja mecánica fue hallado en Reino Unido, país que al mismo tiempo redescubre al cineasta estadunidense, Stanley Kubrick, 20 años después de su muerte con una gran exposición en Londres.

Titulado The Clockwork Condition (la condición del mecanismo de relojería), este texto inacabado de 200 páginas mecanografiadas fue hallado por Andrew Biswell, profesor de literatura moderna de la Metropolitan University de Mánchester, en los archivos del escritor Anthony Burgess, anunció la universidad en un comunicado.

La novela de Burgess «A Clockwork Orange» (1962) fue llevada por Kubrick a la gran pantalla en su ya legendaria película, cuyo estreno provocó una gran controversia debido a una violencia inhabitual para la época.

Según el investigador, Burgess escribió The Clockwork Condition como «respuesta al pánico moral que rodeó a la famosa adaptación cinematográfica de 1971 que fue acusada de inspirar violentos delitos de imitación y prohibida por las autoridades locales en Reino Unido».

«Esta extraordinaria secuela inédita de La naranja mecánica arroja nueva luz sobre Burgess, Kubrick y la controversia que rodea a la notoria novela», afirma Biswell.

La obra describe los años 1970 como un «infierno», en el que los seres humanos se ven reducidos a la condición de programas o engranajes de la máquina, y «buscan un escape a la insípida neutralidad de la condición en la que se encuentran», explica la universidad.

Este descubrimiento coincide con la apertura este viernes de una exposición en el Design Museum en Londres sobre Kubrick, el legendario cineasta conocido por su perfeccionismo e intransigencia, que vivió más de tres décadas en Reino Unido y murió el 7 de marzo de 1999 en Childwickbury, a una hora de Londres.

Este hijo del Bronx, desencantado por el ambiente de Hollywood, rodó buena parte de sus películas en Inglaterra, entre ellas Lolita (1962), 2001: Una odisea del espacio (1968), Dr Strangelove (1964) y Nacido para matar (1987).

En la exposición, abierta hasta el 15 de septiembre, los visitantes pueden descubrir el universo y la personalidad del cineasta a través de 700 objetos, fragmentos de películas y entrevistas clasificadas en función de las 13 cintas que Kubrick realizó en medio siglo de carrera, y también conocer, entre otros detalles, que para recrear la ciudad vietnamita de «Nacido para matar» (Full Metal Jacket), el cineasta hizo llevar a Inglaterra 200 palmeras procedentes de España y 100.000 plantas tropicales de plástico fabricadas en Hong Kong.

Comentarios

Comentarios