Expresidente de Perú se pega un tiro para evitar arresto por caso Odebrecht: fallece horas después

El expresidente de Perú, Alan García, murió mientras era operado después de que esta mañana se disparó en la cabeza antes de ser detenido por el caso Odebrecht.

García estaba siendo atendido en el hospital Casimiro Ulloa en el distrito de Miraflores en Lima, Perú.

Esta mañana su abogado Erasmo Reyna informó que el expresidente entre 1985-1990 y 2206-2011 se dio un balazo antes de que la policía llegara a su casa para ser detenido e investigado por el delito de lavado de dinero.

La ministra de Salud federal, Zulema Tomás, dijo que la situación era muy grave y delicada y ya había sufrido tres paros cardiacos.

Luego de que la Fiscalía de Perú emitió una detención preliminar judicial por un plazo de 10 días, el también expresidente del Partido Aprista Peruano declaró ayer que no se escondería.

A finales de 2018 la embajada de Uruguay le otorgó asilo por 16 días por «la inminencia de una orden de detención».

«No existe ninguna delación, prueba o depósito que me vincule a ningún hecho delictivo y mucho menos con la empresa Odebrecht o la realización de alguna de sus obras», aseguró.

García es investigado por recibir sobornos de la empresa brasileña Odebrechet para obtener un contrato para construir el metro de Lima

Otros expresidentes peruanos están vinculados en el caso: Alejandro Toledo (2001-2006) que vive en Estados Unidos, Ollanta Humala (2011-2016) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) quien renunció al cargo por recibir pagos millonarios de la empresa.

Odebrecht soborno a varios gobiernos en América Latina; el caso se dio a conocer cuando admitió en 2016 admitió que pago 800 millones de dólares a cambio de recibir contratos para infraestructura en Estados Unidos. En México no hay detenidos.

Comentarios

Comentarios