Homo luzonensis: descubren una nueva especie humana en una isla de Filipinas


Por Paul Rincon


Tenemos una nueva incorporación a nuestra gran familia: una extinguida especie humana que vivió hace miles de años en Filipinas.

Se conoce como Homo luzonensis, en reconocimiento al lugar donde fue descubierta: la isla más grande del país, Luzón.

Su descubrimiento es fruto del trabajo de un equipo multidisciplinar de científicos y los detalles aparecieron publicados este miércoles en la revista Nature.

Sus características físicas resultan de una mezcla de rasgos de ancestros humanos muy antiguos y de humanos más recientes.

Eso puede significar que grupos de humanos primitivos abandonaron África y llegaron hasta el sudeste asiático, algo que antes no se consideraba posible.

El hallazgo sugiere además que la evolución de los humanos en esa región debió ser un asunto altamente complicado, con tres o más especies humanas coincidiendo en la misma época en la que llegaron nuestros ancestros directos, los Homo sapiens.

Cueva Callao

Los nuevos especímenes fueron descubiertos en la cueva Callao, en el norte de Luzón, y su existencia se remonta a entre unos 67.000 y 50.000 años atrás.

Consisten en 13 restos: dientes y huesos de la mano y del pie, así como parte de un fémur, que pertenecen al menos a tres individuos. Fueron recuperados en excavaciones que se realizan en la cueva desde 2007.

El Homo luzonensis tiene algunas similitudes físicas con humanos recientes, pero en otros rasgos se asemeja a los australopithecines, criaturas similares a los primates que caminaban sobre dos patas y que vivieron en África entre dos a cuatro millones de años atrás.

Si especies del tipo Australopithecus fueron capaces de llegar al sudeste asiático, esto cambia nuestras ideas previas sobre quiénes, de nuestros familiares, dejaron África primero.

Desde hace tiempo se pensaba que elHomo erectus era el primer miembro de nuestra línea directa que abandonó el hogar africano, hace alrededor de 1,9 millones de años.

Y dado que Luzón solo era accesible por mar, el hallazgo abre interrogantes sobre cómo llegaron a la isla especies pre-humanas.

Además del Homo luzonensis, las islas del sudeste asiático también albergaron otra especie humana llamada los Denisovans, que parecen haberse mezclado con humanos de la era moderna temprana (Homo sapiens) cuando llegaron a la región.

La isla indonesia de Flores albergó una especie llamada Homo floresiensis, cuyos miembros reciben el apodo de «los Hobbit» por su pequeña estatura. Se cree que sobrevivieron allí desde al menos hace 100.000 años hasta hace 50.000 años, y potencialmente se solaparon con la llegada de humanos modernos.

Lo que resulta interesante es que científicos también afirman que el Homo floresiensis muestra rasgos físicos que son reminiscentes de los hallados en los australopithecines.

El profesor Chris Stringer, del museo de Historia Natural de Londres, Reino Unido. comentó: «Tras la publicación de los extraordinarios hallazgos de los pequeños Homo floresiensis en 2004, dije que el ensayo sobre la evolución humana realizado en Flores podía repetirse en muchas de las otras islas en la región.

«Esa especulación parece haber sido confirmada en la isla de Luzón… a casi 3.000 kilómetros de distancia«.

Comentarios

Comentarios