Iniciativa de Preciado para portar armas sigue en la ‘congeladora’

A tres meses de que el senador panista Jorge Luis Preciado presentara una Iniciativa de Ley para permitir la portación de armas de fuego en los coches, comercios, o la casa, dicha propuesta de enmienda constitucional se mantiene “congelada”, sin ninguna posibilidad de que pueda discutirse y en su caso aprobarse en el Congreso de la Unión.

El 6 de octubre del año pasado, legislador por Colima planteó la reforma al artículo 10 de la Constitución para facultar poseer una pistola o un rifle en la casa, el negocio e incluso en la guantera del auto.

«Tenemos derecho a la legítima defensa y si un delincuente se mete a mi casa o va a mi negocio, por lo menos va a saber que del otro lado puede haber alguien que tenga un arma para responder”, fundamentó Preciado.

La iniciativa fue rechazada de inmediato por todos los grupos parlamentarios, incluido el de su propio partido, Acción Nacional. Para deslindarse de la propuesta, un día después el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN emitió un comunicado oficial.

«El Comité Ejecutivo Nacional del PAN expresa que esta iniciativa fue presentada a título personal, por lo que no representa la posición oficial del partido respecto al tema de la seguridad pública”, señaló el comunicado.

Ante el fracaso para recibir el apoyo de otros senadores o diputados, en solitario, el 25 de octubre el senador Jorge Luis Preciado creó un “frente ciudadano”  y anunció la recolección de 150 mil firmas a fin de que su propuesta se presentara ahora como una “iniciativa ciudadana” ante el Congreso de la Unión

Promovió incluso una manifestación a favor de la portación de armas el sábado 19 de noviembre en el Monumento a la Revolución, la cual tuvo el respaldo de agrupaciones como “México Armando” y la “Asociación Mexicana de Usuarios de Armas de Fuego” y de asesores de corporaciones privadas de seguridad.

Como último revés a su iniciativa de armar a todo México, el pasado 16 de diciembre, el Pleno del Senado con 89 votos a favor, de PRI, PAN y PRD, y sólo uno en contra, el de propio Jorge Luis Preciado, elevó a “delito grave” la portación de armas y cartuchos ilegales en México, por lo cual ninguna persona que posea, trafique y use este tipo de armamento podrá concedérsele la libertad.

«El dictamen aprobado significó un paso al frente en la pacificación de México, que tanto deseamos. Un país sin armas es un país más seguro”, indicó el presidente de la Comisión de Justicia, el senador panista Fernando Yunes Márquez.

Los senadores y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, quien fue invitado al Senado en representación de los gobernadores del país, asumieron el reto de pacificar a México y frenar el tráfico, posesión y uso de armas de fuego ilegales en el país.

«Simplemente el hecho de portar un arma genera un peligro para la sociedad”, refirió el jefe de Gobierno de la capital del país.

A la fecha, la iniciativa del senador Preciado está congelada en el Congreso, y el legislador no ha podido recabar las 150 mil firmas que faculten que la propuesta sea presentada como iniciativa ciudadana.

 

Fuente: Excelsior

Comentarios

Comentarios