De todos los intentos para matar a Fidel Castro en la historia, este fue el más absurdo

captura-de-pantalla-2016-11-27-a-las-09-03-55De todos los intentos extraños, ridículos e incluso molestos, que tuvieron la CIA y otros para intentar aniquilar al recientemente fallecido Fidel Castro, existe uno que de plano raya en los límites de lo que es absurdo. Si tan sólo fue propaganda o se trató de algo legítimo, no se sabe con certeza, pero es sin duda algo que funcionaría en los filmes del James Bond de Roger Moore.

No estamos hablando de conchas de mar explosivas, o del traje de buceo impregnado con un hongo capaz de matar y mucho menos, de intentos de envenenamiento más comunes; aquí hablamos de algo aún más “creativo”.

Aunque varios de los planes eran muy buenos, todos fueron frustrados, pero si tenemos que reconocer algo sobre la CIA, era que no conocía el término “derrota”, porque hubo una ocasión en la que de plano quisieron rolarle a Fidel un cigarro explosivo.

Así es, los muchachos de la CIA estaban tan desesperados por deshacerse de Castro y su mandato comunista en Cuba, que recurrieron al plan más ingenuo que pudo llegar a sus inocentes mentes. Se tiene registro de que, bajo el gobierno de Eisenhower a finales de los 50, y en una fase temprana de la administración de Kennedy, se llevó a cabo el desarrollo de una operación para enviar el letal puro explosivo al ya difunto líder.

La misión titulada “Operación Mangosta”, fue liderada por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Se suponía que todo debía realizarse a principios de los 60, pero de acuerdo a lo que dijo un reporte del Saturday Evening Post en 1967, un operativo de la CIA en la ONU, se encontraba tratando de introducir el cigarro en las pertenencias de Castro.

En fin, existen rumores de que todo eso fue puro choro y de que hasta la CIA estaba tratando de hacerlo público porque así, serviría como distracción mientras trabajaba en métodos más efectivos de asesinato.

De cualquier manera, ahora Fidel Castro está muerto y, así haya sido negativo o positivo, su legado aún permanece en pie.

 

Fuente: Sopitas

Comentarios

Comentarios