Seis sacerdotes pederastas prófugos en SLP

cura

 

El fiscal de San Luis Potosí, informó que seis sacerdotes acusados de pederastia se encuentran prófugos de la justicia, entre ellos el padre Eduardo Córdova Bautista, quien enfrenta una denuncia por abuso sexual en contra de 19 menores de edad.

La lista de curas evadidos la encabeza Eduardo Córdova Bautista, ex párroco del Templo de Nuestra Señora de la Anunciación y ex representante legal de la Arquidiócesis potosina, por los delitos de abuso sexual, violación, corrupción de menores y privación ilegal de la libertad.

Su perfil encabeza la lista de los delincuentes más buscados en el portal oficial de la Procuraduría de Justicia estatal, en el que aparecen fotografías de 16 presuntos criminales; además, la dependencia emitió una ficha a la Interpol para su búsqueda y otra a las procuradurías de justicia del país.

Negó que se haya dado carpetazo al caso del padre Córdova, prófugo desde el 25 de junio pasado, después de que el Juzgado Tercero Penal giró una orden de captura, luego de que la Asociación Iniciativa Ciudadana afirmó que se encuentra »congelada» la investigación para favorecer a dicho sacerdote.

El fiscal aseguró que sigue vigente la ficha roja enviada a la Interpol para su localización y detención. »Podemos afirmar que se está trabajando con ellos la búsqueda», acotó.

Otros de los casos públicos de sacerdotes pederastas son los de Francisco Javier Castillo, párroco del templo del Sagrado Corazón del municipio de Santa María del Río, y Noé Trujillo, párroco del templo de Nuestra Señora de la Soledad.

Las agencias especializadas en delitos sexuales integraron en su contra expedientes por abuso sexual agravado y violación, en los que dos niños tienen la calidad de víctimas.

 En el penal de la Pila hay dos curas recluidos y sujetos a proceso penal por delitos sexuales. El primero es Guillermo Gil Torres, ex párroco del Templo Santa Rosa de Lima, del municipio de Soledad de Graciano Sánchez, a quien se le procesó por el delito de abuso sexual calificado en contra de un niño en la casa parroquial, al que presuntamente le mostraba fotografías en las que aparecía desnudo y lo ultrajaba.

El otro cura es José de Jesús Cruz, ex párroco del templo de Nuestra Señora de Fátima, acusado de abuso sexual, en perjuicio de un joven.

Comentarios

Comentarios