Gozo de lujos por hacerse pasar por embajador de Libano… fue detenido

Screen Shot 2014-09-08 at 9.08.39 AM08-Sept-14. Aprovechando que daba el gatazo de ser libanés, así como del interés que en varios lugares se tiene por el conflicto en la Franja de Gaza, un colombiano se ofrecía a dar conferencias en universidades, instituciones privadas… hasta recibió honores por parte de policía y el Ejército de su país, todo por presentarse como un diplomático experto en el conflicto de Medio Oriente.

Con el nombre de Jason Ali Hakim Abdullaziz, el sudamericano Jeison Jair Cuello García fue detenido por hacerse pasar por un distinguido representante de Líbano, con lo cual obtenía alojamiento en los mejores hoteles de Bucaramanga, Colombia… y cenar en los restaurantes más exclusivos de la región.

 

Además de lo anterior, Jeison Jair se codeaba con diferentes personalidades… fueron éstas los que –a través de conversaciones- comenzaron a dudar del supuesto diplomático y de su sabiduría en temas de Oriente, por lo que solicitaron averiguar con la Embajada de Líbano en Colombia si conocían a un tal Jason Ali Hakim Abdullaziz… junto con el Ministerio de Exteriores se confirmó que ni en limpieza trabajaba el falso libanés..

Detenido por la Segunda División en Bucaramanga, a Jeison se le encontró documentación falsa que lo identificaba como embajador de la República del Líbano, así como una supuesta constancia del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia…. Sin embargo, todavía se puso digno y amenazó con denunciar los hechos ante la las autoridades por “enlodar su buen nombre”.

 

Cuello García admitió ofrecer conferencias sobre el conflicto de Gaza… pero porque es un tema que domina, dado que es musulmán y tienen raíces libanesas. Además, se jactó de nunca haber sacado provecho a sus conocimientos, ni para hospedarse o comer de a gratis… Sin embargo, no es la primera vez que se le cacha en un delito de este tipo, ya que anteriormente se había hecho pasar por familiar de unos reconocidos músicos locales… pero cuando la comunidad se dio cuenta que era falso, huyó hacia Santander.

Pese a todo, el libanés “pirata” fue puesto en libertad, aunque se le procesó por los delitos de falsedad de documentos y suplantación de identidad.

 

 

Fuente: Sopitas

Comentarios

Comentarios