Televisa, Univisión, Telemundo y disqueras de EE.UU. como Sony Music, los grandes promotores de la narcocultura.

La-reina-del-sur

La cultura del narcotráfico es un conjunto de comportamientos, valores característicos del estilo de vida de quienes en principio se dedican al negocio del narcotráfico

En el caso de México el fenómeno no es nuevo, viene de larga data y ha estado arraigado en estados como Sinaloa, específicamente en la zona serrana denominada el triángulo dorado de donde tiene su origen el narcotráfico.

La narco cultura no siempre tuvo la popularidad que tiene hoy en día, ya que esta siempre se encontró marginada precisamente en estas zonas del país.

Algunos atribuyen la popularidad que tiene en la actualidad a la gran fila de personas que ingresan al narcotráfico debido a la falta de oportunidades de la población en México que no cuenta con oportunidades o medios para subsistir, sin embargo, si bien el narcotráfico ha sido una salida para millones de desempleados en México lo cierto es que la pobreza tampoco es reciente.

En los últimos años el narcotraficante se ha convertido en una especie de estereotipo que mucha gente esencialmente de clase media baja ha venido imitando.

Desde la captura en los años ochenta de Rafael Caro Quintero por el presunto homicidio del agente de la DEA Enrique Camarena y la posterior aprehensión de Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo, el narcotráfico comenzó a cobrar resonancia en los principales medios de comunicación como Televisa.

Debido al conflicto internacional que se venía por el asesinato del agente norteamericano, es que el gobierno decide dar un golpe mediático a través de la aprehensión y difusión de los responsables.

Por primera vez se observó con gran cobertura nacional e internacional la aprehensión de uno de los líderes del entonces Cártel de Guadalajara, quien fuera entrevistado varias veces por los principales reporteros de la empresa monopólica.

Para el gobierno mexicano este golpe no solo significaba una respuesta al gobierno americano sino además un respiro por el desprestigio que había en el gobierno mexicano debido a que anterior al asesinato el agente había expuesto la enorme corrupción de éste.

Lo anterior por plantíos descubiertos en el rancho de El Búfalo Chihuahua propiedad de Caro Quintero, en donde eran sembradas varios miles de toneladas de marihuana y laboraban más de 10 mil jornaleros.

Durante el sexenio de Carlos Salinas, tras el asesinato del Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en el aeropuerto de Guadalajara es aprehendido en Guatemala Joaquín “El Chapo” Guzmán. Dicha detención fue un golpe mediático importante en donde Televisa dio la principal cobertura.

Este y otra serie de arrestos como el de Héctor “El Güero” Palma, dieron pie a una serie de mitos y leyendas que se vieron reflejados en los ahora llamados narcorridos interpretados por algunos de los más populares agrupaciones y artistas.

Algunos de los primeros intérpretes fueron Chalino Sánchez, los Tigres del Norte, Ramón Ayala, Banda el Recodo, los Tucanes de Tijuana Beto Quintanilla y otros más recientes como Valentín Elizalde, El Komander y El Movimiento Alterado, Calibre 50, Gerardo Ortiz entre otros.

Todos estos artistas han sido promovidos ya sea por Televisa en programas matutinos como Sabadazo, a través de canales como Bandamax, o en las principales televisoras de habla hispana en Estados Unidos como Univisión y Telemundo.

Grandes disqueras de Estados Unidos como Universal Latín Music  la cual promociona agrupaciones como Calibre 50, Sony Music que tiene una alianza con Del Records, una de las empresas que graba el trabajo musical del Movimiento Alterado, son de las grandes promotoras de la llamada narco cultura además de Pueblos Unidos Records y Ladiscomusic.com.

A su vez la empresa mexicana Fonovisa después adquirida por Univision Music Group con sede en Woodland Hills, California ha lanzado cantantes y agrupaciones del mismo género.

Sin embargo, no es sino hasta la llamada Guerra contra el narcotráfico, emprendida por el entonces presidente Felipe Calderón, que se dio una difusión sin precedentes de las principales detenciones gracias a los nuevos portales de internet.

Además, a través del portal de la presidencia, el propio gobierno fue de los principales promotores ya que publicaba entrevistas de cada uno de los personajes recién aprehendidos, entre ellos Sandra Ávila Beltrán conocida como la Reina del Pacífico.

Es así como Televisa a través de la señal de Galavisión, lanzó con un éxito sin precedente, La reina del sur basada en la novela de Arturo Pérez Reverte y protagonizada por Kate del Castillo la cual cuenta la historia de una joven común y corriente que termina transformándose en la jefa de jefas de un Cártel de drogas.

El canal televisivo Telemundo estrenó y emitió en 2013 la novela El señor de los cielos, protagonizada por el actor mexicano Rafael Amaya. La teleserie cuenta con 74 capítulos, en los cuales se narra la vida del narcotraficante Amado Carrillo Fuentes.

Bajo ese contexto, no sorprenden las revelaciones de Luisa María Calderón, hermana del entonces presidente Felipe Calderón que durante su candidatura a la gubernatura de Michoacán en 2011 declaró que según datos de empresas privadas, el 40 % de las adolescentes michoacanas sueña con sostener una relación amorosa con un narcotraficante.

Dicho fenómeno no es exclusivo de la provincia, Los mirreyes de las urbes mexicanas adoptan cada vez con más convicción una dinámica exhibicionista que, recuerda a la ostentación de los narcos.

En estados de la República Mexicana como Chihuahua, Sinaloa, Baja California, Michoacán, Tamaulipas, Nayarit, que son los estados más afectados por el narcotráfico, se prohibió tocar narcocorridos en bares y discotecas inclusive  la propia agrupación de los Tigres Del Norte han criticado fuertemente los nuevos géneros musicales como pasado de la raya.

Agregaron también que este tipo de movimiento no genera ninguna conciencia social y que ha perdido la esencia del corrido tradicional.

La gran pregunta es si tiene sentido censurar ciertos tipos de géneros musicales o televisivos ya que de modo estricto son las propias acciones del gobierno tal como sucedió durante la administración de Felipe Calderón las que generan una realidad que posteriormente se ve reflejada tanto en la televisión como en la música.

Además lo que es una realidad es que a pesar de que actualmente existe una política distinta en cuanto a la difusión que se le está dando al narcotráfico por parte del nuevo gobierno, las ganancias que genera esta industria para las compañías disqueras así como los grandes consorcios televisivos son millonarias.

Por redacción.

https://www.youtube.com/watch?v=xSI2O1O3Q5Q

 

Comentarios

Comentarios